Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botella califica a la policía municipal fallecida de exponente del "querer a su ciudad", "luchadora" y "pionera"

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha calificado a la policía municipal fallecida este miércoles al intentar detener a unos atracadores de exponente del "querer a su ciudad" y como "una mujer luchadora y pionera".
Así se ha manifestado la alcaldesa a la salida del funeral que se ha celebrado en la Plaza de la Villa, antigua sede del Ayuntamiento de Madrid, donde ha tenido lugar la imposición a Carmen Muñoz, a título póstumo, de la Medalla de Plata al Mérito Policial por parte del secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, y de la Medalla del Cuerpo de la Policía Municipal, por parte de Botella.
Botella ha reconocido que Este jueves es un día 'triste' para el Ayuntamiento de Madrid y ha señalado que "los madrileños quieren a su Policía Municipal", una cuerpo que "trabaja por la convivencia entre todos los madrileños" y "próxima a los vecinos".
"Quería mucho su trabajo, como nos ha dicho su hija", ha subrayado sobre Muñoz, aparte de calificarla de exponente del "querer a su ciudad" y de "luchadora y pionera", al formar parte de la segunda promoción de mujeres del Cuerpo de Policía Municipal.
"LE GUSTABA PATRULLAR"
"Carola me decía que a ella le gustaba estar patrullando en la ciudad", ha dicho Botella, aludiendo a la hija de la fallecida. Así, ha aseverado que el hecho de que Muñoz estuviera patrullando con 62 años de edad "era una decisión voluntaria".
Asimismo, ha confirmado que los chalecos antibalas estaban en el coche y ha señalado que "es también voluntario ponerse o no ponerse el chaleco".
"Siempre que se pierde a un ser humano en una situación tan injusta como ésta, porque es a manos de un criminal, es muy triste y más triste para los más cercanos", ha declarado la alcaldesa, que, según ha explicado, durante la pasada noche, cuando se abrió la capilla ardiente, conversó con la hija de la fallecida, así como con sus compañeras de promoción, que tenían lazos estrechos con la fallecida debido a que en un primer momento todas las mujeres de la Policía Municipal formaban parte de la misma unidad.
Entre los asistentes al oficio religioso, que ha durado poco más de media hora, se encontraban el vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva; el delegado de Medioambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos; el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, entre otros.
También han asistido un gran número de efectivos de la Policía Municipal, así como de Protección Civil, Bomberos, Policía Nacional y Guardia Civil.
La capilla ardiente continúa ubicada en el Patio de Cristales de la Plaza de la Villa hasta que cuerpo sea trasladado esta tarde, sobre las 16 horas.