Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C-LM y Aragón firman un convenio en materia sanitaria para prestar "la mejor atención, con la mayor rapidez y calidad"

La presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha asegurado este miércoles que, tras la firma del convenio de colaboración en materia sanitaria entre la Junta de Comunidades y el Gobierno de Aragón, los ciudadanos van a tener "la mejor atención sanitaria, con la mayor rapidez y calidad".
En este sentido, Cospedal ha destacado que con el acuerdo "se hace obligatorio ese uso y esa costumbre, que había antes de la firma, además de mejorarlo cuantitativa y cualitativamente". Asimismo, con ello, "queremos hacer realidad algo en lo que creemos muchos, que los acuerdos entre las administraciones en lo que más redundan es en beneficio de los ciudadanos y en avanzar hacia la cohesión y la equidad de la sanidad española", ha señalado.
Tras presidir la firma de este convenio en Molina de Aragón entre el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz y su homólogo en el Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, Cospedal ha destacado que "el trabajo conjunto y el compromiso de ambas administraciones nos permite difuminar los límites territoriales, porque más allá de castellano-manchegos o aragoneses, somos todos españoles y, como tal, tenemos derecho a disfrutar y a poder usar un sistema de salud que tiene que ser de la misma calidad para todos".
Asimismo, la presidenta de Castilla-La Mancha, según ha informado la Junta en un comunicado, ha señalado que la mejora en este intercambio en la prestación de servicios sanitarios entre comunidades autónomas, "refleja un compromiso fuerte y decidido con la defensa de la sanidad pública para todos y sin ningún tipo de distinciones".
"Este acuerdo institucional de colaboración demuestra, una vez más, que por encima de las administraciones, las burocracias y de los límites territoriales, están los pacientes", ha destacado.
ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS
Durante su discurso, María Dolores de Cospedal ha recordado que "vivimos en el Estado de las autonomías", y que aunque algunos, sobre todo últimamente, lo quieren olvidar, éste es un modelo de organización "que nos dimos todos los españoles con la Constitución de 1978, que descentraliza la sanidad, que es gestionada y administrada por los gobiernos autónomos", y que establece que el Gobierno de la nación marca las pautas de cohesión y armonización, como sucede en tantas otras materias.
En este sentido, Cospedal ha destacado que también la Constitución y las leyes contemplan la posibilidad de que las comunidades autónomas adopten acuerdos para garantizar una mejor prestación de servicios para nuestros ciudadanos.
A juicio de la presidenta, en virtud de este principio, se garantiza que "todos los españoles tengan exactamente los mismos derechos, las mismas libertades, y también las mismas obligaciones, con independencia de la parte del territorio nacional donde vivan, y éste es el caso de los vecinos de los municipios limítrofes del Señorío de Molina con las localidades de las provincias de Zaragoza y de Teruel".
Como ejemplo, ha señalado otras actuaciones semejantes llevadas a cabo entre la Junta y el Gobierno de la Generalitat Valenciana, así como otros convenios que se está preparando con la Región de Murcia y con la Comunidad de Madrid. En este sentido ha lamentado que "algunos dirigentes que tienen responsabilidades, en lugar de trabajar por el bien común, se dedican a tratar de levantar fronteras inexistentes en las que, estoy convencida, no creen la mayoría de los españoles"
Por el contrario, ha manifestado Cospedal, "otros dedicamos nuestra energías a trabajar por el bienestar y por la calidad de vida de los ciudadanos removiendo los obstáculos que dificulten su acceso a los servicios públicos".
En este sentido, ha recordado que los gobiernos tienen la obligación de "servir a la gente con el objetivo de dar una solución definitiva donde antes podían producirse problemas y seguir trabajando para que los ciudadanos tengan la mejor sanidad". "Facilitar la vida a las personas con una asistencia sanitaria innovadora es nuestra responsabilidad, así como llevar a cabo una gestión eficaz y eficiente con los recursos que tenemos", ha destacado.
UN SISTEMA SANITARIO SOSTENIBLE
En otro orden de cosas, la presidenta regional también ha hecho referencia a la necesidad de afinar en la gestión y en el gasto de forma eficaz, porque solo de esa manera "mantendremos de verdad los servicios públicos".
De esta manera, en Castilla-La Mancha, ha recordado Cospedal, hemos logrado reducir un 25 por ciento el gasto de farmacia y un 30 por ciento la gestión de la Consejería y, sin embargo, "seguimos prestando al día 200.000 servicios sanitarios y sociales, porque nuestra máxima en este campo tiene que ser devolver en forma de prestaciones sanitarias y sociales cada euro que ponen los ciudadanos de su bolsillo y que es administrado por el Gobierno regional".
Así, ha subrayado que, con una planificación y con una gestión eficaz, "hemos logrado, entre todos los castellano-manchegos, salvar nuestro sistema de salud de la quiebra".
En este sentido, Cospedal ha recordado que hace dos años y medio el servicio de salud de la región tenía una deuda por valor de 5.000 millones de euros y 600.000 facturas sin pagar. Actualmente, ha añadido, "las facturas a proveedores y pymes están pagadas por valor de 2.075 millones de euros y además de eso, hemos mantenido y hemos salvado de la quiebra nuestro servicio público de Salud".
El convenio beneficiará a 34 municipios de Zaragoza y Teruel y 26 de Guadalajara y supondrá que en total, 2.188 vecinos de Castilla-La Mancha se ahorrarán unos cien kilómetros de media en sus desplazamientos.
Respecto a la atención especializada de segundo nivel, la remisión al hospital de referencia será gestionada dentro del Sistema Nacional de Salud. En cuanto a las situaciones de emergencia, serán gestionadas por la central de urgencias sanitarias que mejor y más pronto resuelva la situación y por lo tanto, habrá una comunicación más fluida, entre el 061 de Aragón y el 112 de Castilla-La Mancha. Además, el transporte sanitario no urgente será prestado preferentemente por la comunidad de residencia del paciente.