Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CSD anuncia un rediseño del plan ADOP-PROAD para incrementar la inserción laboral de los deportistas paralímpicos

La directora general de Deportes del Consejo Superior de Deportes (CSD), Ana Muñoz Merino, ha indicado este martes que el organismo que dirige está estudiando un rediseño del plan ADOP-PROAD (Apoyo al Deporte Paralímpico-Programa de Atención al Deportista) 2012-214, para incluir modificaciones que ayuden a incrementar la inserción laboral de los deportistas paralímpicos, una vez finalizada su carrera deportiva.
Durante su intervención en el III Desayuno xTalento, organizado por Fundación ONCE y FSC Inserta, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo de personas con discapacidad, y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, Muñoz Merino ha precisado que los resultados del programa "son magníficos" (en torno al 70 por ciento de inserción laboral), pero ha incidido en la necesidad de "no contentarse con ellos, porque no es suficiente".
"Hay que conseguir como sea que todos los deportistas de alto nivel gestionados desde el Consejo y la subdirección de alta competición terminen su vida deportiva haciendo lo que saben hacer, que es ser los mejores en aquello que hacen. Da igual que sea un tiempo determinado en el deporte o la inserción en el mercado laboral", ha recalcado.
El Plan ADOP-PROAD ha sido impulsado por Fundación ONCE, FSC Inserta, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Comité Paralímpico Español, y comenzó en septiembre de 2012 con el objetivo de atender las necesidades de los deportistas parlímpicos y al que se han adherido hasta el momento 15 empresas. La finalidad del mismo es favorecer la formación de estos atletas de élite para mejorar sus oportunidades de inserción laboral una vez han finalizado su carrera deportiva.
Según ha explicado la directora de Empleo, Formación y Proyectos de Fundación ONCE, Sabina Lobato, ya hay 26 participantes que han terminado acciones formativas. Lobato, que también ha participado en el desayuno, ha explicado que hay porcentaje bastante elevado de titulación de los participantes en el programa en relación a la población general.
Concretamente, el 37 por ciento son diplomados o licenciados con lo cual además del perfil que tienen de valores que es muy atractivo para la empresa, también tienen formación. "Estamos mejorando esa formación para orientarles a los ámbitos que más les pueden interesar --ha señalado--. En lo que llevamos de programa, 21 personas han tenido una oportunidad laboral, de las que seis han sido prácticas laborales".
LLAMAMIENTO A LAS EMPRESAS
Además, ha explicado que el 42 por ciento de los participantes han tenido alguna oportunidad de incorporación al mercado laboral y que el 70 por ciento han tenido alguna experiencia. "Nuestro llamamiento es a las empresas para que den una oportunidad a estos candidatos, que pueden marcar la diferencia entre un trabajador normal y un trabajador con esta capacidad de esfuerzo. Son una bolsa de candidatos casi exquisitos", ha asegurado.
Por otro lado, la directora general de Deportes del CSD ha puntualizado, además, que para lograr la plena integración laboral de este colectivo, es necesario que el CSD "prescinda del marchamo habitual de la administración" y sea "proactivo, yendo a buscar a las empresas".
Entre otras medidas, ha indicado que "estudiará" (con el servicio jurídico del organismo) la inserción de cláusulas de discriminación positiva en las condiciones de los concursos del CSD hacia las empresas que incluyan en sus condiciones a deportistas paralímpicos.
También ha indicado que sería positivo que Hacienda desarrollara "medidas laborales e incentivos sociales" para ayudar a las empresas "a hacer algo que de entrada querrían hacer" en materia de inclusión laboral de personas con discapacidad.
Del mismo modo, ha señalado la función pública como uno de los ámbitos desde los que se debería impulsar la adjudicación de plazas de empleo para personas de este colectivo ya que, según ha destacado Muñoz Merino, las personas con discapacidad y, de forma específica, los deportistas paralímpicos son "un mecanismo de resiliencia muy interesante para los que, teóricamente, no tienen discapacidad".
CAPACIDAD DE TRABAJO Y ADAPTACIÓN
"Los deportistas paralímpicos tienen un 'handicap' que el resto no tienen y es su capacidad de trabajar y adaptarse a las distintas situaciones y de disfrutar con lo que hacen", ha asegurado.
En el acto, también han participado el deportista paralímpico invidente y medallista David Casinos, el secretario general del Comité Paralímpico Español y miembro del Comité Paralímpico Internacional, Miguel Sagarra, el director de Responsabilidad Corporativa y Comunicación de la Corporación Empresaria Pascual, Francisco Hevia.
"Uno de los grandes sueños de los deportistas paralímpicos era tener un plan como éste --ha asegurado Casinos, lanzador de disco y peso y Oro en los Juegos de Atenas (2004), Pekín (2008) y Londres (2012), que se prepara para Río 2016--. Dedicarse al deporte profesional es derrochar horas. Es un sueño conseguir medallas y éxitos y, encima, a través de los valores, pero estas horas te las quitas de otras áreas como es la formación académica".
Casinos apuesta por que el mensaje de superación llegue también a las empresas y a la calle para que el sector privado se de cuenta de que hay personas con ciertas habilidades.
UNA PREOCUPACIÓN DEL COMITÉ PARALÍMPICO
Con él coincide el secretario general del Comité Paralímpico Español, que ha asegurado que la preocupación de la organización por el futuro laboral de sus deportistas surgió desde un comienzo. "Son lo suficientemente organizados e inteligentes para saber compaginar su trabajo con sus horas de entreno", ha recalcado.
Finalmente, Francisco Hevia ha coincidido con Muñoz Merino en que "no se puede desechar el talento del 8,5 por ciento de la población que tiene discapacidad en España".
"Las personas con discapacidad aportan una serie de valores que los demás no han desarrollado y, cuando tienen una oportunidad, se vinculan tanto al proyecto que lo hacen propio. No hay dinero para pagar ese 'plus' de ilusión", ha asegurado. Además, ha destacado que en el caso de los deportistas paralímpicos ya es la "excelencia máxima, porque hacen lo que no es capaz de hacer casi nadie, con o sin discapacidad".