Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canarias emprenderá acciones judiciales contra la resolución que establece el 'copago hospitalario'

El Consejo de Gobierno de Canarias autorizó este jueves, a propuesta de la Consejería de Sanidad, emprender acciones judiciales contra la Resolución del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que establece el 'copago hospitalario' modificando las condiciones de financiación de 157 medicamentos de dispensación en los servicios de farmacia de los hospitales y en los que establece la aportación económica de los usuarios.
Así, se trata de la segunda acción que la Consejería emprende contra esta Resolución, de obligado cumplimiento por el conjunto de las Comunidades, que deja fuera de la financiación pública a este grupo de medicamentos y sobre los que el Ministerio establece un porcentaje de aportación por parte de los pacientes.
Por su parte, la primera actuación adoptada por el archipiélago consistió en un requerimiento previo a la Jurisdicción Contencioso-Administrativa dirigido a la Dirección General de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia.
En dicho requerimiento se solicitaba la revocación de la Resolución y fue finalmente desestimado por la Secretaría General de Sanidad y Consumo, dependiente del Ministerio.
Aquí, y como paso siguiente, se recurrirá a la Jurisdicción Contencioso-Administrativa con la finalidad de que sea revocado definitivamente el establecimiento del 'copago hospitalario'.
"LA MEDIDA ES NULA DE PLENO DERECHO"
El Gobierno canario explicó que la decisión de emprender acciones judiciales por esta vía se sustenta en que "la medida es nula de pleno de derecho" al adoptarse a través de un acto administrativo y no como disposición general de rango reglamentario.
Si hubiera sido así, se tendría que haber requerido la solicitud de informes preceptivos, como los del Consejo de Participación Social del SNS, y cuyo procedimiento representa una garantía frente a las potestades de la Administración.
Finalmente, la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, ha comunicado en reiteradas ocasiones al Ministerio de Sanidad el "retraso rotundo" de las islas a la ampliación del copago en la prestación farmacéutica y, más recientemente, a su aplicación a medicamentos de dispensación hospitalaria, por entender que la medida es "socialmente injusta", no generará ahorro y puede inducir al abandono de tratamientos en pacientes graves o crónicos.