Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cantabria plantea un Plan de Salud 2014-2019 que "marca el camino" de la futura prestación sanitaria

Busca "fortalecer" el Sistema Público de Salud de Cantabria y lograr la "máxima eficiencia y calidad", según Sáenz de Buruaga
Cantabria ha presentado este viernes un Plan de Salud para el periodo 2014-2019 que "marca el camino" de la futura prestación sanitaria y en el que se fijan 382 objetivos, entre ellos la reducción de la mortalidad en las enfermedades coronarias, el número de ictus recurrentes y la prevalencia de la hipertensión y "revertir" la incidencia de la diabetes.
Este Plan ha sido presentado en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria (UC) por, entre otros, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego; la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, y el gerente del Servicio Cántabro de Salud, Carlos León, quienes han destacado la importancia del documento.
Según la consejera, se trata del Sáenz "documento estratégico más importante" de la su departamento con el que se pretende "consolidar y fortalecer" el Sistema Público de Salud, consiguiendo la "máxima eficiencia y calidad" y con el que la sanidad cántabra tratará de adaptarse a las "nuevas necesidades" y a la "realidad científica y tecnológica".
Diego ha subrayado que se trata de un documento de planificación de "enorme trascendencia" en el que se establecen "pautas" y se "marca el camino" de la futura prestación sanitaria.
Estos objetivos se han articulado en torno a ocho líneas estratégicas, seis de ellas coincidentes con distintos tipos de enfermedades: las cardiocerebrovasculares; las oncológicas; las neurodegenerativas; las transmisibles; las crónicas y de atención sociosanitaria, y las relacionadas con la salud mental.
Concretamente, en el Plan se establece como objetivo la reducción de un 10% la tasa bruta de mortalidad por enfermedad coronaria aguda y un 2% anual la prevalencia de hispertensión arterial; la disminución de un 7% de los ictus recurrentes y la "reversión" de la incidencia de la diabetes, entre otros.
ACCIONES
En relación a estos ejes, el Plan prevé, entre otros aspectos, la puesta en marcha de un Programa Regional de Asesoramiento en Cáncer Hereditario; potenciar las Unidades Multidisplinares Oncológicas (antiguos Comités de Tumores) para los tratamientos combinados; la revisión del Plan de Cuidados Paliativos y la extensión a los pacientes pediátricos, o la creación de un Registro de Enfermedades Raras.
Además, incluye la implementación de un Plan de Atención Integral a las Cefaleas Crónicas; acciones para mejorar la esperanza de vida y la calidad de vida de los pacientes con diabetes y reducir su mortalidad, y la confección de un Manual de Atención Integral de la Enfermada Renal Crónica y su integración en la cartera de servicios del Servicio Cántabro de Salud.
En materia de salud mental, se quiere potenciar la atención de a los trastornos graves en la etapa infanto-juvenil para lo que se prevé crear una red completa de recursos asistenciales específicos para este grupo de edad.
En el Plan se establece la intención de crear una unidad de hospital a tiempo completo y otra parcial en Valdecilla o de otra nueva unidad de salud mental infanto-juvenil en la zona oriental de Cantabria.
Además, se establece que en 6 meses desde la aprobación del Plan de Salud presentado este viernes se elabore un Plan de Atención a la Salud Mental.
En el Plan se señala que, dentro del ámbito de enfermedades transmisibles, se quiere dar un "impulso" al Plan de Sida de Cantabria, crear un registro de vacunas de enfermedades inmunoprevenibles y mejorar un 5% anual de la tasa cobertura de la gripe.
A las líneas estratégicas dedicadas a los distintos tipos de enfermedades, se suma otra que hace referencia a los determinantes de salud, como las conductas de riesgo dedicadas al tabaco, el alcohol y las drogas; los accidentes, la seguridad alimentaria, los accidentes, la violencia de género o los hábitos de salud, como el exceso de peso y el sedentarismo.
Dentro de él, se plasma la intención de elaborar y aprobar una nueva Estrategia sobre Drogas antes de finales de 2014 y un Plan de Prevención y Control del Tabaquismo 2017-2021 antes de que acabe 2017.
Además, el Plan se marca como objetivo la reducción de la prevalencia del sobrepeso por debajo del 35% y de la obesidad por debajo del 10% y el desarrollo de una Plan de Alimentación Saludable y Actividad Física en la Adolescencia.
Los ocho ejes del Plan se completan con el que hace referencia a la organización y funcionamiento sanitario, dentro de la que se establece la intención de crear una Comisión Regional de Salud y de implementar un modelo de Gestión Clínica y el desarrollo de la cartera de Servicios.
En todas las líneas estratégicas, se aboga, de forma genérica, por la prevención, los hábitos de vida saludables o la creación de planes específicos.
200 PROFESIONALES
En la elaboración del Plan han participado más de 200 profesionales de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y el Servicio Cántabro de Salud, que han realizado un análisis objetivo del estado de salud de la población y del sistema sanitario.
A éste, se suma el análisis subjetivo realizado por un grupo de expertos de instituciones vinculadas a las políticas sanitarias, agentes sociales o la Universidad.
La consejera ha agradecido el trabajo de los 200 profesionales que han colaborado en la elaboración de este documento, en el que se ha logrado, a su juicio, "el máximo consenso profesional y social", haciendo un Plan "más fuerte y un Plan de todos".