Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caos en carreteras, hospitales, metro y aeropuerto de Madrid por las fuertes tormentas

Madrid vivía este jueves un gran caos por la lluvia caída en las últimas horas. La alerta por tormentas se mantiene activada en prácticamente todo el interior de la península. Más de media España sufrirá los efectos de las intensas lluvias, que caerán con especial fuerza en Aragón, Cuenca, Lérida y gran parte de las islas Baleares, donde el riesgo es importante.

Las fuertes tormentas las sufrieron ayer muchas cuidades. En Madrid, las lluvias no han cesado en las últimas 24 horas e incluso han aparecido goteras en el aeropuerto Adolfo Suárez de Barajas, también se han producido varios incidentes en el metro y en algún hospital, como el de La Paz. Fue generalizado el caos circulatorio que afectó a numerosas carreteras de la ciudad como la M-30, la M-40 o la A-2..
Durante el día de hoy, las lluvias continuarán pero se irán desplazando al noreste peninsular. Dado el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos, Protección civil y Emergencias aconseja a la ciudadanía mantenerse informada en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.
Ante las lluvias intensas, si se va conduciendo, recomienda disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si hay que viajar, pide circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, aconseja tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos, puesto que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos.
Si comienza a llover de manera torrencial, recomienda no atravesar con el vehículo ni a pie los tramos inundados, no intentar salvar el automóvil en medio de una inundación y, en caso de estar en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados, y dirigirse a los puntos más altos de la zona.
Ante el riesgo de tormentas, advierte a los ciudadanos que se resguarden cerca de edificios, si están en la ciudad; o que eviten correr y permanecer en lugares elevados, si están en campo abierto.