Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas Europa apuesta por hacer posible el sueño del Papa sobre una Europa más inclusiva

Más de 300 personas de 42 países europeos se han dado cita en la ciudad francesa de Lourdes, del 23 al 26 de mayo, en la Conferencia Regional 2016 para reflexionar sobre pobreza familiar e infantil, extrema vulnerabilidad, participación en la economía y asilo en Europa y han concluido que el sueño del Papa Francisco sobre una Europa más inclusiva es posible.
A la cita ha acudido una representación de Cáritas Española, integrada por el secretario general, Sebastián Mora; el director del Area de Comunicación, Sensibilización e Incidencia, Natalia Peiro; y representantes de las Cáritas Diocesanas de Ciudad Real, Girona y Oviedo.
"A la luz del sueño del Papa Francisco sobre Europa --expresado en la reciente ceremonia de recepción del Premio Carlomagno--, la Conferencia Regional de Cáritas Europa pide a los líderes europeos que unan sus fuerzas con las personas, las organizaciones de la sociedad civil y las Iglesias para construir una Europa más inclusiva y abierta hacia el exterior", reza la declaración final del encuentro.
Según apunta, Europa se enfrenta al desafío "cada vez mayor" que plantean "el aumento de la pobreza, la injusticia social, los conflictos, la xenofobia y el nacionalismo". Ante esta situación, Cáritas Europa insta a los Gobiernos europeos a reforzar el papel del Consejo de Europa para garantizar que se respeten los derechos sociales, incluido el derecho a ser protegidos contra la pobreza y la exclusión social.
"Europa necesita un nuevo comienzo, un nuevo proyecto europeo que tenga la solidaridad, la fraternidad y la dignidad de las personas en su núcleo", ha afirmado en la Conferencia regional el presidente de Caritas Europa, monseñor Luc Van Looy.
En las jornadas, también ha intervenido una persona que antes no tenía hogar y que hoy es trabajador social en el albergue 'El Buen Samaritano' de Cáritas Bulgaria. "He conocido a gente de otros países europeos que han vivido experiencias similares. Ahora, como ellos, todo lo bueno que he recibido de Cáritas puedo devolverlo a los demás. Ahora, puedo vivir una vida con dignidad y participar plenamente en la sociedad", ha explicado Tsenko.
Durante esta Conferencia Regional, Caritas Europa organizó una plataforma de diálogo y reflexión personal abierta a la participación de personas que viven en vulnerabilidad, voluntarios y Caritas. En este foro, los asistentes propusieron soluciones basadas en sus experiencias de vida.
"Fue maravilloso ver a cientos de responsables de Cáritas en Lourdes y ser testigo de una visión de una Europa unida que tiene a las personas en su corazón. La participación de todos, incluidas las personas que soportan condiciones de pobreza, demuestra cómo las personas de toda Europa quieren trabajar juntos para abordar los problemas comunes y renovar la solidaridad", ha señalado el vicepresidente de Cáritas Europa, Bernard Thibaud.
Por otro lado, tanto los representantes de Cáritas Española como las delegaciones de otras Cáritas europeas también compartieron con todos los participantes la "grave inquietud suscitada estos días por la seguridad y la protección de los derechos humanos de los refugiados que están siendo desalojados del campo griego de Idomeni, así como las devoluciones en caliente que se registran en las fronteras de Ceuta y Melilla".