Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen Calvo (PSOE) defiende que padres condenados por maltrato no vean a sus hijos: "Hay que tomarse esto más en serio"

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ha defendido este viernes, 28 de julio, que los padres condenados por maltrato no puedan ver a sus hijos, según ha manifestado en una entrevista a RNE recogida por Europa Press. "Hay que tomarse esto más en serio", ha argumentado.
Preguntada por el caso de Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que permanece en paradero desconocido con sus hijos después de que un Juzgado ordenara el pasado miércoles la entrega de los dos niños al padre, que vive en Italia y que fue condenado en 2009 por maltratarla, ha señalado que en este proceso "hay algunos errores y un hecho que se quiere subsanar" en alusión a la aprobación este viernes, por parte del Senado, de un voto particular de todos los grupos para velar por situaciones como la de esta mujer.
"Que no vuelva a ocurrir que un padre condenado en firme por malos tratos a su pareja y sus hijos pueda tener luego el disfrute de sus hijos en cualquiera de los formatos posibles. Hay que tomarse esto mucho más en serio", ha aseverado.
Calvo ha recordado que "en los últimos años, han sido asesinado directamente niños por sus padres; no son víctimas colaterales, son víctimas directas". "¿Hay alguna víctima más tremenda que un niño que tiene que ver como su padre asesina a su madre y vivir con eso toda su vida? ¿Hay alguna categoría de víctima que supere esa situación?", se ha preguntado, por lo que ha insistido en la necesidad de ofrecer "solidaridad y apoyo" a este colectivo.
En cuanto a la aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que tendrá que ser ratificado este viernes en la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja, ha lamentado que el PP mostrara "una falta de respeto enorme a los grupos parlamentarios" al anunciar el acuerdo antes de tiempo.
"En un pacto hay que tener lealtad porque todos ceden para lograr un objetivo y la violencia de género es el objetivo número uno de cualquier agenda de un Estado democrático, es el asesinato cada año de ciudadanas por cometer el delito de ser mujeres que quieren ejercer sus derechos, a veces, el de la libertad de no estar con su pareja. Hay que cuidar las formas", ha insistido.
Además, ha subrayado que este pacto "es un punto de arranque" para el partido socialista, en el que se ha trabajado "muy leal e intensamente", aunque ha reconocido que "queda mucho por hacer"."La violencia es la cara más horrenda del machismo que se ejerce a todas horas, en todos los niveles, todos los días contra todas las mujeres", ha apostillado.