Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Centro de Vacunación Internacional del Hospital La Fe atiende cerca de 1.000 pacientes al año

El Centro de Vacunación Internacional del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia atiende una media anual de cerca de 1.000 pacientes que acuden para resolver las dudas sobre sus desplazamientos a países tropicales o dar solución a los problemas que surgen antes y después de realizar un viaje.
"Las región donde mayor incremento de viajes ha habido es el sudeste asiático, con una variación del 7 por ciento" ha afirmado el doctor Joan Mollar, responsable del Centro de Vacunación Internacional de La Fe.
Además, han subrayado que el aumento de desplazamientos se debe fundamentalmente a viajes por razones laborales. Según datos de la Organización Mundial del Turismo, en 2012 se incrementaron los viajes internacionales en un cuatro por ciento hasta las 1.035 millones de llegadas.
La consulta del Hospital La Fe está englobada en la Red de Centros de Vacunación Internacional del Ministerio de Sanidad mediante una encomienda de gestión, junto al Hospital General de Valencia, el Hospital General de Elx, el Hospital General Universitario de Alicante, el Hospital General de Sagunto, el Hospital de La Plana y el Hospital de Orihuela, detalla la Generalitat en un comunicado.
Los responsables de la unidad recomiendan realizar la consulta en la unidad de vacunación al menos mes y medio antes de iniciar el viaje para que haya tiempo suficiente para que se produzca la inmunización adecuada ya que algunas vacunas requieren más de una dosis, así como para poder realizar los requisitos legales pertinentes en el caso que sean necesarios.
Por otro lado, en caso de precisar profilaxis para paludismo o malaria, ésta debería continuarse hasta cuatro semanas o siete días después del viaje, según el tipo de medicación antipalúdico que se siga.
Además, es conveniente volver a la consulta si al regresar a casa los viajeros que han acudido a zonas de riesgo no se encuentran bien, siendo la fiebre el síntoma principal respecto al paludismo que se debe valorar después del viaje.
Actualmente, los viajes no organizados son cada vez más frecuentes, sobre todo entre los jóvenes que desean una inmersión mayor en el lugar que visitan, y es necesario que conozcan los riesgos que allí existen. Los expertos recuerdan que los accidentes de tráfico son la principal causa de daño en el viajero y por ello deben evitar subir en vehículos con exceso de pasajeros, llevar siempre el cinturón o el casco, no beber alcohol antes de la conducción y es aconsejable contratar un conductor local.
Asimismo, hay personas que son más vulnerables en este tipo de viajes, como los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas y los enfermos crónicos o inmunodeprimidos, como pueden ser los pacientes trasplantados. En este caso, el viajero debe organizar con tiempo, además del botiquín básico, su propio dispensario y preparar con antelación la medicación y las notas informativas del médico.
CONSULTA PERSONALIZADA
La consulta del Centro de Vacunación Internacional personaliza la atención del viajero, analizando el tipo de viaje, las características de salud del viajero y revisando los itinerarios.
En función de estas variables, se opta por administrar las vacunas obligatorias y/o incluir también las vacunas recomendadas, así como facilitar la medicación profiláctica para el paludismo si se van a visitar zonas de riesgo.