Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comer tarde por la noche puede dañar la memoria y el aprendizaje

Mujer comiendoGtres

Es conocido que la alimentación tiene una influencia directa en la mente de las personas. Sin embargo, no se tenía evidencia científica en relación a que las comidas realizadas a horas inapropiadas también tiene consecuencias en el cerebro. 

Un grupo de científicos de la Universidad de California, ha investigado los efectos que tiene comer a horas inapropiadas durante la noche. Estos investigadores han dado la primera evidencia de que los horarios irregulares para comer tienen un efecto directo en la memoria y el aprendizaje, ya que alteran el hipocampo del cerebro, según señala el 'Daily Mail'. 
Para poder sacar estas conclusiones, los científicos han experimentado con ratones.  A los animales se les enseñaba un objeto que nunca había visto antes de darles de comer, ya entrada la noche. Así, han descubierto que los ratones después de dormir tenían dificultades para recordar el objeto que le había enseñado el día anterior. Sin embargo, los efectos fueron los contrarios cuando a los ratones se les dio comida a una hora considerada como normal.
Esto significa que a los ratones que comieron a una hora inadecuada, se les reducía la actividad del hipocampo. Además, desincroniza el funcionamiento con el núcleo del hipotálamo, clave para el sistema circadiano.