Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comer y no engordar

Hallan la forma de controlar los picos de glucosa que generan adicción y sensación de hambre.telecinco.es
La fagomina, que se halla en pequeñas cantidades en la semilla de trigo, puede controlar los niveles de glucosa en sangre tras la ingesta de azúcares y almidones propios de alimentos como las pastas, los cereales o las patatas. Científicos del CSIC han encontrado la forma de producir esta molécula natural para ingerirla en la cantidad suficiente y ayudar a controlar la sensación de hambre y, por tanto, el peso. 
El investigador Josep Lluís Torres ha explicado que el abuso de almidones genera en el organismo picos de glucosa que crean adicción y una dependencia que puede terminar en obesidad. "La fagomina controla esta adicción a la glucosa", ha asegurado el científico, porque "rebaja los picos de azúcares" y retrasa el apetito.
En una persona de unos 70 kilos tomar unos 100 miligramos de fagomina justo antes de la comida "logra los mismos efectos, en cuanto a niveles de azúcares en sangre, que se producen al tomar fruta y verdura", sentencia el científico.
Aún queda para ver la fagomina a la venta en las parafarmacias o herbolarios españoles. En cambio, en EEUU la empresa comercializadora espera que esté disponible a finales de año. Y aunque en principio solo serán sobres y cápsulas, ya se trabaja para poder incorporarla a alimentos y bebidas a la venta en los supermercados.