Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Complejo Hospitalario de Jaén comienza a operar cáncer de próstata por laparoscopia

Profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Urología del Complejo Hospitalario de Jaén han realizado con éxito por primera vez operaciones de cáncer de próstata por cirugía laparoscópica con imágenes en tres dimensiones, que a partir de ahora serán entre 30 y 40 anuales.
Según se informa desde el complejo, esta novedosa técnica quirúrgica supone numerosos beneficios para los pacientes respecto a la cirugía convencional, porque la intervención es más precisa, ocasiona menos secuelas, tanto de incontinencia urinaria como de disfunción eréctil, además que produce menos dolores y molestias.
A esto se añade el hecho de que permite una recuperación mucho más rápida y fácil, al poder recibir el alta entre las 24 y 48 horas posteriores en lugar de una semana como hasta ahora.
Otra de las ventajas de la utilización de la cirugía laparoscópica en estos casos es que no suelen ser necesarias las transfusiones sanguíneas, porque sólo son necesarias unas pequeñas incisiones en la piel para la extirpación del tumor, tras separar la glándula afectada de la vedija y la uretra, que luego se unen tras la reconstrucción de la vía urinaria.
El director de la Unidad de Gestión Clínica de Urología del Complejo Hospitalario de Jaén, Juan Moreno, ha explicado que estas operaciones se llevan a cabo a través de un monitor, donde se puede visionar imágenes en tres dimensiones de la zona intervenida gracias a la instalación de unas pequeñas cámaras en el instrumental.
De esta forma, "lo que nos permite a los profesionales sanitarios es reparar el daño sin necesidad de utilizar el bisturí como en las convencionales", ha dicho Moreno.
El hospital público de la capital jiennense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha completado ya la implantación de la laparoscopia para todas las operaciones destinadas a extirpar tumores renales, tras empezar a hacerlo en 2010, mientras que desde el año pasado se extendió a la cirugía pélvica, sobre todo para extirpar los tumores del cáncer de próstata.
"Esto supone grandes beneficios para los pacientes, porque les ofrecemos una atención de mayor calidad y eficacia", ha subrayado Moreno y ha añadido que para el personal sanitario "requiere una mayor formación, por lo que para ello organizamos cursos prácticos y teóricos dedicados a ello, como hemos hecho en este caso de las intervenciones quirúrgicas del cáncer de próstata".