Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad Valenciana ofrece atención psicológica a los hijos de mujeres víctimas de violencia de género

El pleno del Consell valenciano ha sido informado este viernes de la puesta en marcha del servicio de atención psicológica grupal a los hijos menores de mujeres víctimas de violencia de género atendidas en la red de Centros Mujer 24 Horas de la Comunidad Valenciana.
La finalidad de este servicio es "favorecer y proteger el interés del menor", con el fin de "promover la recuperación y reparación de los efectos que sobre ellos haya podido causar la violencia hacia sus madres", según ha informado el vicepresidente y portavoz de la Generalitat, José Císcar, en la rueda de prensa posterior al pleno.
De este modo, se trabaja con ellos la capacidad para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas, la mejora de la autoestima, la identificación y expresión adecuada de emociones y la toma de decisiones.
Además de conocer las repercusiones de la violencia de género en los hijos de las mujeres víctimas de la violencia de género, también pretende ofrecer a estos menores herramientas para "aprender a reconocer y manejar sentimientos y emociones, potenciar la tolerancia a la frustración y control de impulsos, aprender a resolver conflictos de manera no violenta".
Asimismo, se dota a las madres atendidas en la red de Centros Mujer 24 Horas de habilidades y destrezas necesarias para que sean capaces de atender de forma adecuada el desarrollo evolutivo de sus hijos.
UN MÁXIMO DE OCHO PARTICIPANTES POR GRUPO
La atención integral a los menores se prestará en los Centros Mujer 24Horas, a través de talleres grupales. Se utilizará el modelo terapéutico basado en la resiliencia y el buen trato a la infancia. El grupo será homogéneo y cerrado, formado por un mínimo de cuatro y un máximo de ocho participantes.
Cada taller estará compuesto de diez módulos y cada uno de ellos se trabajará en una sesión, aunque el proceso grupal en sí es el que determinará el ritmo a trabajar. Respecto al seguimiento, se realizarán dos sesiones con los menores con carácter bimensual.
Igualmente, las madres asistirán en sesiones grupales de seguimiento durante la participación de sus hijos en el proceso grupal y, con posterioridad, con carácter bimensual.