Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conceden el divorcio a una mujer porque su marido no le contestaba a los mensajes

Conceden el divorcio a una mujer porque su marido no le contestaba a los mensajesGtres

Una mujer taiwanesa ha utilizado unos mensajes de texto que su marido ignoraba constantemente para conseguir que un juez le concediese el divorcio. La mujer llegó a decirle que había tenido un accidente y estaba en el hospital, pero el hombre los leía y no contestaba. Tras seis meses, y después de que ella se mudara, él sólo le contactó para preguntarle por su perro.

La mujer de 50 años de edad, conocida como Lin, proporcionó pruebas de que su marido había estado distante en su matrimonio a través una aplicación de mensajería instantánea, que muestra cuándo un mensaje ha sido entregado y abierto con éxito por el destinatario, recoge Honey.
"Ahora la comunicación por Internet es muy común, por lo que estos pueden ser utilizados como evidencia. En el pasado, necesitábamos pruebas escritas en papel", señaló el juez Kao, que estuvo de acuerdo en que los mensajes desempeñaron un papel fundamental en la decisión de conceder a la mujer divorciarse de su marido con el que había estado cinco años.
"Una pareja normal no debe tratar a los demás de esa manera... Los mensajes eran una pieza muy importante de la evidencia, muestra el estado general del matrimonio... las dos partes no tienen una buena comunicación", dijo en el distrito de Hsinchu Tribunal de asuntos familiares.
Entre los mensajes ignorados a lo largo de seis meses se encontraban textos que informaban al hombre de que la mujer había tenido un accidente automovilístico y que estaba en el hospital. Incluso le envió un mensaje de texto desde la sala de emergencias preguntando por qué veía sus mensajes pero no los respondía.
"El acusado no preguntó por el demandante, y la información enviada por el demandante fue leída, pero no respondió", dijo el tribunal, agregando: "El matrimonio de la pareja es irreparable".
Su única interacción con su mujer después de que ella se mudase de su casa familiar en mayo de 2016 fue una breve visita al hospital en julio de ese año, y una breve conversación de mensajes de texto. "Se trataba de asuntos relacionados con su perro y le notificó que había correo para ella, pero no mostró ninguna preocupación por la mujer", dijo el juez Kao.
"Parece que hay muy poca interacción con el demandante, el acusado rara vez responde a los mensajes del demandante". El marido, de 40 años, vive en casa con su madre, su hermano menor y su cuñada. Según documentos judiciales, la familia era "hostil" a Lin, a pesar de ser ella le apoyaba económicamente.
Fiel a sus maneras, el marido estuvo ausente durante los procedimientos judiciales y no ha respondido a los avisos legales enviados.