Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenada a 8 meses de arresto por abusar sexualmente de otra pasajera en un avión

Condenada a 8 meses de cárcel por abusar sexualmente de otra pasajera en un aviónFacebook

Una mujer ha sido condenada a ocho meses de arresto domiciliario y tres de libertad condicional tras asaltar sexualmente, tanto física como verbalmente, a una chica de 19 años durante un vuelo de Las Vegas a Portland. La mujer le lamió la oreja a la joven, además de colocar su mano en la entrepierna de la víctima y dedicarle bromas degradantes y lascivas.

Una mujer de Oregón que molestó a otra pasajera a bordo de un vuelo de Alaska Airlines el año pasado fue sentenciada el lunes a ocho meses de arresto domiciliario y tres años de libertad condicional. Heidi McKinney, de 27 años, de Banks no habló en la corte federal durante su condena, pero escribió una carta de disculpa a la joven de la que abusó física y verbalmente.

Sucedió en mayo de 2016 cuando una mujer de 19 años cogió un vuelo en Las Vegas para regresar a su casa en Portland. Ella dijo que una mujer, más tarde identificada como McKinney, trató de conseguir un asiento en su fila y puso sus manos en su pecho, informa The Oregonian.
McKinney, que viajaba con su cuñada, hizo varias fotos de la joven de 19 años a pesar de sus protestas. Después de que el avión despegase, McKinney invitar a la chica a beber el alcohol que había introducido clandestinamente en el avión. Cuando la joven se negó, McKinney lanzó la botella al regazo de la víctima, según los fiscales.

McKinney sometió a la joven de 19 años a bromas lascivas y degradantes y al contacto físico, incluyendo lamerle la oreja, colocar su mano en la entrepierna de la víctima varias veces e intentar obligarla a tocar los pechos de McKinney.