Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado un hombre en A Coruña a una pena máxima de 15 años por robar a sus víctima dejándolas inconscientes

Un hombre acusado de atracar a cinco personas en A Coruña dejando inconsciente a sus víctimas ha sido condenado a 25 años de prisión, aunque el cumplimiento efectivo no podrá exceder los 15 años, según el acuerdo de conformidad alcanzado con la Fiscalía, cuya petición inicial se elevaba hasta los 32 años de cárcel.
De esta forma, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña no ha llegado a celebrar este lunes el juicio contra R.J.A.R., con antecedentes penales por robos con violencia, algunos en domicilios.
En concreto, se le acusaba de atracos mediante el método conocido como 'mataleón', consistente en abordar a sus víctimas por la espalda y estrangularlas con los brazos produciéndoles un corte de riego sanguíneo y aporte de oxígeno al cerebro que ocasionaba su inconsciencia.
En su escrito inicial, el fiscal pedía que fuese condenado a penas que sumaban 32 años de prisión, aunque el cumplimiento efectivo no podría exceder de 20 años. Sin embargo, la condena ha quedado reducida a una pena máxima de 15 años de cárcel.
HECHOS
Los hechos se produjeron entre el 21 y el 29 de julio de 2015. En todos los casos, el ya condenado sorprendía a sus víctimas por detrás y las agarraba por el cuello hasta dejarlas inconscientes. Después, les robaba sus pertenencias.
Las cantidades sustraídas no superaron los 50 euros en al menos dos casos y, en algún otro, no llegó a poder lograr su objetivo ya que las víctimas, con las que entró en el portal de su vivienda, consiguieron alertar a los vecinos con sus gritos.
Por estos hechos, el Fiscal, que pedía penas que oscilaban entre los cuatro y siete años de prisión por cinco delitos de robos con violencia mediante la utilización de "medio peligroso", ha rebajado a cinco años las penas por cada uno de estos delitos.
Además de la pena de cárcel, el hombre tendrá que hacer frente a una indemnización de 2.800 euros.