Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 18 meses de cárcel y 15.000 euros de multa por agredir a un médico en Mijas (Málaga) y romperle una pierna

Un hombre ha sido condenado por un juzgado de Fuengirola (Málaga) a 18 meses de cárcel y 15.000 euros de multa por agredir a un médico de Urgencias del centro de salud de Las Lagunas, en el municipio malagueño de Mijas, al que rompió una pierna.
Los hechos tuvieron lugar en enero de 2007. El condenado, P.P.M., de 45 años, acudió a las urgencias con su esposa, que presentaba un cuadro de asfixia de relevancia, por lo que fue atendida y ubicada en la sala de observación para comprobar cómo actuaba el tratamiento administrado.
Durante esa espera el esposo aprovechó para tratar de localizar a un médico que, a su juicio, había tratado mal a su mujer el día anterior, según han informado en un comunicado desde el Colegio Oficial de Médicos de Málaga.
Sus intentos sin éxito por encontrar al médico provocaron un revuelo en las Urgencias del centro de salud. De hecho, en el transcurso de la búsqueda el agresor profirió diversas amenazas contra el facultativo, así como contra el personal que, a su entender, no le ayudaba a localizarlo.
Finalmente, reconoció al médico cuando éste llegó al Área de Observación con un paciente, enfrentándose a él y recriminándole su conducta de días atrás sin considerar que el doctor estaba atendiendo a otros enfermos.
En varias ocasiones el personal del centro pidió al hombre que se comportara acorde con el lugar en el que se encontraba, un centro de salud, instándole a que no molestara a los otros enfermos. Sin embargo, según los testimonios, el condenado hizo caso omiso de las advertencias.
Cuando P.M.M. volvió a cruzarse con el médico, éste le instó a abandonar la zona para garantizar la tranquilidad del resto de pacientes. En ese momento, el ahora condenado agarró al facultativo y lo tiró al suelo, rompiéndole una pierna.
SATISFECHOS
"El juez se ha mostrado estricto porque ha estimado que este desagradable incidente es precisamente una buena muestra de todo lo que no debe ocurrir en un centro de salud", ha declarado el letrado jefe de la Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos, José Enrique Peña.
Según ha explicado Peña, ante la alarma social creada en 2007 entre los vecinos y el colectivo médico, el Colegio se personó en el procedimiento como acción popular, reforzando así la labor legal desarrollada por el abogado titular del pleito, Antonio Moya.
Por su parte, el médico colegiado ha mostrado su "especial agradecimiento con el equipo jurídico y administrativo de la Asesoría Jurídica del Colegio y el apoyo legal y personal que me han brindado durante todo el proceso de cuyo resultado no puedo más que mostrarme satisfecho".