Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a un año y medio un celador que abusó de una paciente anestesiada

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a un año y seis meses de prisión a un celador del Sanatorio Quirúrgico Virgen del Mar por abusar sexualmente de una paciente que acababa de ser operada, y a la que creía todavía bajo los efectos de la anestesia.
En la sentencia, el tribunal declara probado que, el 4 de mayo de 2007, la mujer se sometió a una operación maxilofacial, tras la cual los médicos pidieron al celador Máximo C.G. que "la bajara en el ascensor a su habitación en la segunda planta, desde la sexta en que se encontraban".
"Durante el trayecto en el ascensor, el acusado, viendo que la mujer llevaba los ojos cerrados y aprovechando que estaban solos la efectuó, al menos dos veces, tocamientos en la zona vaginal, tras sucesivas paradas del ascensor que manipulaba a su antojo", añade la sala.
La paciente, al apercibirse de los tocamientos, "incapaz de reacción y confusa ante lo que sucedía, rompió a llorar", momento en el que el celador "trató de calmarla al tiempo que le tocaba un pecho".
Además de la pena de prisión, la Audiencia ha impuesto al celador la prohibición de aproximarse a su víctima a menos de 500 metros de donde resida, trabaje o se encuentre y de comunicarse con ella por cualquier medio por plazo de tres años. A.V.