Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado un padre por consentir que su hija faltara al instituto de forma constante durante varios cursos

Una magistrada de un juzgado de lo Penal de Valencia ha condenado a un padre a pagar 720 euros de multa por abandono de familia ya que "consintió" y "motivó" el absentismo escolar de su hija del instituto en el que estaba matriculada en el Puerto de Sagunto durante varios cursos.
Según la sentencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, durante la vista el fiscal calificó los hechos como un delito de abandono de familia, por lo que pidió una condena de seis meses de multa con una cuota diaria de cuatro euros para el padre. El acusado mostró su conformidad con la petición y reconoció como ciertos los hechos por los que se le acusaba.
De esta forma, admitió que su hija, matriculada en un IES en la localidad, durante el curso 2011-2012 alcanzó una media de absentismo del 48%; en 2012-2013 del 47% --el 56% en marzo y abril-- y del 56% en 2013-2014, hasta el 65% en marzo. En todos los casos fue un absentismo "no justificado" con lo que el acusado "incumplió de manera reiterada su deber de procurar una adecuada formación y educación a su hija menor de edad".
Asimismo, no adoptó medidas medidas para su asistencia al centro educativo "a pesar de conocer su reiterado absentismo escolar" y exigirle esas prevenciones los servicios sociales de Sagunto, que le informaron sobre su incumplimiento del compromiso adquirido de "normalizar" la asistencia de la niña al IES y se encontraron con un padre "consentidor" y "motivador" de ese absentismo.