Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Conferencia Episcopal lanza mañana la canción que acompañará a los 30.000 jóvenes españoles en la JMJ de Cracovia

El departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal Española (CEE) lanza de manera oficial este viernes 17 de junio la canción 'Hoy ya soy feliz' (Misericordias) preparada por músicos católicos españoles para acompañar a los más de 30.000 jóvenes españoles que participarán en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Cracovia (Polonia) 26 al 31 de julio.
La composición es del sacerdote Toño Casado que la interpreta junto al Padre Damián con la colaboración de cinco raperos católicos españoles: StelioN, JeriAndCo, Josué, Smdani, y Fresh Sánchez; los arreglos y la producción musical son de David Santafé; y la producción ejecutiva es del director de Pastoral Juvenil de la CEE Raúl Tinajero.
El tema se presenta en varias versiones: una de cuatro minutos para radios y medios de comunicación; otra instrumental de distintas duraciones; y una versión de seis minutos y medio, que es la banda sonora original del video clip que se presentará también este viernes, y que ha sido producida por David de la Morena, con coreografías de Guillermo Sabariegos y Beatriz Carnicero.
El vídeo en el que el sacerdote Toño Casado interpreta esta canción en 13TV junto al padre Damián, conocido como 'el cura de La Voz', se ha hecho viral gracias a las 600.000 reproducciones en Facebook.
Sobre esto, el responsable de Juventud de la Conferencia Episcopal Española, Raúl Tinajero, asegura a Europa Press que están felices por toda la repercusión que está teniendo a través de las redes sociales. "Nos alegramos muchísimo porque cuando uno apoya una canción lo hace con todo el deseo de que la gente la escuche", enfatiza.
'Hoy ya soy feliz en su corazón, hoy ya soy feliz llevaré su amor', suena pegadizo entre ritmos discotequeros como si de un tema de David Guetta se tratara. De hecho, ha comenzado a circular por Internet un videomontaje que presenta la canción como parte del cartel de una fiesta de apertura en Ushuaïa (Ibiza), junto al propio Guetta, algo que han desmentido desde el hotel. En todo caso, la canción no solo se puede bailar a ritmo de 'dance' sino que también mezcla rap, vals e incluso cantos gregorianos.
La canción consta de cuatro partes: tres estrofas y el estribillo. En la primera parte, habla de reconciliación y hace alusión a los muros que se derriban con el perdón; la segunda se refiere a la encarnación; y la tercera, a la belleza de la Creación, haciendo una mención expresa a la encíclica del Papa Francisco sobre el medio ambiente 'Laudato Si'.
Por su parte, el estribillo es "lo más potente", según Tinajero, y finalmente, entran las 14 bienaventuranzas rapeadas por StelioN, Josue, JeriAndCo, Smdani y Fresh Sanchez.
La mezcla de estilos se acompaña de una coreografía que próximamente un centenar de jóvenes españoles representarán en un 'flashmob' que también se bailará el 30 de julio en la Vigilia de la JMJ de Cracovia, así como durante el camino a Polonia, en la ciudad de Poznan, donde convivirán con familias locales, y en el encuentro de españoles en Czestochowa el 25 de julio.
No obstante, Tinajero aclara que 'Hoy ya soy feliz', que será distribuida por Viva la Fe/Universal Music bajo licencia de la CEE, no es el himno oficial de la JMJ sino un tema motivador para los jóvenes que van a vivir esta experiencia.
PARA BAILAR, NO PARA MISA
Tal y como precisa el padre Damián, sacerdote y cantante conocido por su participación en el concurso televisivo 'La Voz', hay que entender el tema en un contexto determinado, no el de oración ni de misa, sino el de una fiesta de jóvenes católicos, "para que salten, bailen y rían". En cualquier caso, ha aclarado que él no es el autor de la canción sino que solo ha colaborado.
Precisamente, el autor de la canción, Toño Casado, explica que no se trata de una pieza "para cantar en la Iglesia", al menos aquella con base tecno-pop porque harán otras versiones más 'folk' para otras ocasiones.
El sacerdote y cantante reconoce que no esperaban tal repercusión, sobre todo, teniendo en cuenta que aún no se ha lanzado oficialmente por la red, un acontecimiento que tendrá lugar este viernes. "No lo teníamos pensado, nos pidieron que fuéramos a cantarla a 13TV y se ha extendido rápido por la red, por lo menos la gente la conoce", señala. Si bien lamenta que algunos se rían de la canción, lo achaca a la "inquina" que a veces hay hacia lo religioso.
En todo caso, tanto su autor como la Conferencia Episcopal insisten en que la canción quiere poner a bailar a la juventud, una generación a la que creen que hay que "poner en valor" y "darle posibilidades".