Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confirmada la muerte de todas las personas que iban en el helicóptero siniestrado en Filipinas

Los helicópteros estadounidenses 'CH46 Caballero de Mar ' aterrizan en Baguio, al norte de Filipinas. Las autoridades anunciaron la recuperación de los cadáveres de las ocho personas del entorno de la presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, que viajaban en el helicóptero siniestrado. EFEtelecinco.es
Las autoridades de Filipinas anunciaron hoy la recuperación de los cadáveres de las ocho personas del entorno de la presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, que viajaban en un helicóptero que se estrelló en el norte del país.
Los cadáveres de tres de las víctimas fueron hallados el miércoles entre los restos del aparato, que quedó calcinado, mientras que los del resto de las personas que iban a bordo se recuperaron anoche.
"No hay supervivientes", dijo Lorelei Fajardo, de la oficina de prensa de la Presidencia.
El helicóptero, del modelo Bell 412, desapareció el pasado martes por la noche cuando sobrevolaba la región del Valle de Cagayán, en la provincia de Ifugao y a unos 250 kilómetros al norte de Manila.
El aparato perdió contacto con tierra poco después de despegar del aeropuerto de Baguio con rumbo a la provincia de Ifugao, con ocho personas, incluidos los dos pilotos y un equipo de ayudantes de la presidenta Arroyo, entre ellos su máximo asesor militar, el general Carlos Clet.
También en el helicóptero siniestrado iban los subsecretarios de Prensa y Protocolo de la Presidencia, José Capadocia y Malou Frostrum, respectivamente.
Los ayudantes tenían previsto acompañar a la mandataria a inaugurar una nueva carretera cerca de las terrazas de arroz de Banaue, uno de los mayores destinos turísticos del país y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.