Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El I Congreso de Voluntariado Corporativo cierra pidiendo programas más estratégicos como reto

El I Congreso Iberoamericano de Voluntariado Corporativo se ha clausurado este miércoles en el CosmoCaixa de Barcelona con una petición de realizar unos programas de voluntariado "más complejos y estratégicos" como uno de sus principales retos de futuro, ha explicado la directora de la Fundación Hazloposible --una de las entidades organizadoras--, Marisol García.
En declaraciones a Europa Press, la directora de la fundación ha asegurado que realizar unos programas más estratégicos podría mejorar el impacto de los proyectos y dejar de hacer un voluntariado "puntual".
Otros de los retos que se marcan para el voluntariado corporativo es la mejora de la comunicación de las acciones y eliminar del todo las reticencias que las empresas puedan tener de la colaboración con las empresas, aunque "cada vez son menos" las que tienen esa creencia, ha afirmado García.
Ha asegurado que para proyectos a largo plazo es necesario que las entidades colaboren con otros agentes sociales como son las empresas, y más en tiempos de crisis cuando las administraciones públicas tienen menos recursos, y ha remarcado que en los departamentos de responsabilidad social cada vez hay más trabajadores procedentes de ONG.
El I Congreso Iberoamericano de Voluntariado Corporativo continuará el 18 de noviembre en Bogotá, donde el 18 de noviembre reunirá a entidades y fundaciones de varios países latinoamericanos, y publicará un volumen que recogerán las aportaciones que se han realizado para impulsar el voluntariado corporativo.
En el congreso celebrado este martes y miércoles en Barcelona han participado unas 260 personas, a los que se suma las que ya lo hicieron en otras sedes anteriormente, y las 1.000 que lo han ido haciendo online.
En la clausura del congreso, el vicepresidente de la Fundación Repsol, César Gallo, ha abogado por crear una "energía social" que movilice a más trabajadores en el voluntariado, y que sirva para fortalecer valores que ya están presentes en la comunidad como la responsabilidad.