Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Participación de Doñana rechaza el proyecto de protección de márgenes del dragado del río

El Pleno del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, presidido por el científico Miguel Delibes y celebrado este viernes en Aznalcázar (Sevilla), ha expresado su rechazo al proyecto de protección de márgenes del Guadalquivir elaborado por la Autoridad Portuaria de Sevilla, según lo estipulado en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la iniciativa para el dragado de profundización del cauce fluvial que pretende promover el propio Puerto sevillano.
Según han informado a Europa Press fuentes del Consejo, a favor del proyecto ha votado la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), mientras que CCOO ha expresado su abstención al considerar que la iniciativa no debía verse en base al incumplimiento de lo estipulado en la condición número ocho de la DIA del proyecto 'Mejora de los accesos marítimos al Puerto de Sevilla', que establece que una comisión técnica debía revisar la actuación.
Este argumento, junto a otros como las "deficiencias" técnicas detectadas, la no consideración de los costes totales de la obra durante su vida útil o de los posibles efectos del cambio climático en su diseño, o la incoherencia con el dictamen de la comisión científica, han valido a la práctica totalidad del resto de agentes implicados para expresar su negativa.
Estos argumentos están alineados con los ya expuestos en las Comisiones de Trabajo de Agua y Biodiversidad, así como por Ecologistas en Acción, cuyo portavoz en el Consejo, Juan Romero, ha incidido a Europa Press en la conveniencia de promover una actuación que no sea parcial, sino total, ya que pretenden la recuperación de todo el estuario del Guadalquivir.
La Junta, por medio de la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, también se ha mostrado desfavorable al dragado, "al menos hasta que no se dé cumplimiento a la DIA y a las previsiones del dictamen de la comisión científica", abundando en que "no podemos autorizar nada, dentro de nuestras competencias, que ponga en riesgo medioambiental el estuario y la protección del Parque Nacional de Doñana".
Ha recordado que tras el informe del Consejo, preceptivo mas no vinculante, la Consejería debe emitir una resolución que a día de hoy se encuentran suspendida al haberse puesto en conocimiento del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la "necesidad" de que la DIA, de 2003, recoja la nueva normativa; por otro lado, "tampoco sabemos si la legislación de puertos ha emitido los informes necesarios".