Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa agradece a Cataluña su cultura y su acogida de los "héroes" inmigrantes

El presidente señala que los desahucios en España son ejemplo de la "economía de lo absurdo"
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha agradecido este miércoles a Cataluña las aportaciones culturales que ha realizado a la humanidad a lo largo de la historia, durante un discurso de aceptación del doctorado Honoris Causa que le ha otorgado la Universitat de Barcelona (UB) en el que también ha agradecido la acogida que se ha brindado a los "héroes" migrantes ecuatorianos.
Correa ha dedicado su galardón a estos inmigrantes: "Ojalá se entienda que son exiliados de la pobreza" que dejó en Ecuador la crisis iniciada en 1994 con la desregulación bancaria, ha recordado, en una intervención en el que también ha apelado a la recuperación del control del capital por parte de las sociedades y ha invitado a Europa y, en particular a España, a no repetir los errores que cometió Ecuador y a entender que la salida de la crisis es tan solo una cuestión de voluntad política.
El presidente ecuatoriano, que ha ensalzado la celebración de Sant Jordi en Cataluña, día en que la tradición manda regalar rosas y libros, ha agradecido además las aportaciones a la cultura de Antoni Gaudí, Montserrat Caballé, Pau Casals y Joan Manel Serrat, así como las "lecciones de identidad y dignidad" de la resistencia catalana frente a la persecución del Franquismo, en un discurso en el que ha recordado también la célebre frase de Miguel de Unamuno 'Venceréis pero no convenceréis'.
Asimismo, ha desgranado los logros de su mandato --ha ganado sucesivamente las elecciones de 2006, 2009 y 2013--, que se han concretado en la superación de la "triste y larga noche neoliberal" y en el denominado 'socialismo del siglo XXI', una ideología que supera la doctrina socialista clásica porque respeta la propiedad privada y soluciona las tensiones entre capital y trabajo humano mediante otras recetas modernas, ha explicado.
Correa ha recordado que en los últimos años Ecuador ha sido el país latinoamericano que más ha reducido la desigualdad, a la vez que ha logrado triplicar su recaudación fiscal, ha redefinido los contratos petroleros con multinacionales extranjeras y ha aumentado la salud y la educación de la población, un camino que, pese a que todavía es largo, atestigua que ahora manda el pueblo ecuatoriano y no las élites tradicionales.
Además, ha recordado que su reforma constitucional es la primera del mundo que otorga derechos a la naturaleza --el 20% de su territorio está protegido-- y ha animado a los turistas a acudir a uno de los países con más biodiversidad, un "paraíso" por la multitud de paisajes y culturas.
"La ley hipotecaria española no responde a ninguna lógica económica", ha abundado, y los desahucios no tienen razón de ser porque rompen con el principio ético de que el riesgo debe recaer sobre todo en el capital y no en los ciudadanos, hasta el punto de que se ha llegado al absurdo de que exista gente sin casas y casas sin gente, ha reflexionado.
Su apuesta por la dación en pago ha proseguido al afirmar que "el problema no es técnico, sino político", y por ello, según él, hay que revertir la tendencia a nivel mundial de dominación del capital, con una mayor regulación, supervisión y capacidad de intervención que pongan coto a la banca y desmientan a aquellos que disfrazan la ideología de ciencia y se limitan a repetir las mismas recetas caducas.
RECONOCIMIENTO DE LA UB
Correa se ha mostrado honrado de su investidura Honoris Causa y ha celebrado que la vida académica, a diferencia de la política, ensalza la búsqueda de la verdad y del conocimiento, por lo que ha subrayado también su "sana envidia" a los estudiantes y ha agradecido a la UB la posibilidad que le otorga de regresar a la universidad, porque ello le renueva el alma.
La secretaria general de la universidad, Isabel Miralles, ha recordado que la concesión del galardón se debe sobre todo a la apuesta de Correa por el diseño de programas educativos ambiciosos, su capacidad para elevar la calidad de la enseñanza y la "prioridad que ha dado a la reducción de la desigualdad".
Correa (Guayaquil, 1963) es licenciado en Economía por la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil y posee un master de artes en Economía por la Universidad Católica de Lovaina, además de un doctorado en Economía por la Universidad de Illinois, han recordado sus padrinos en la investidura, Joan Tugores y Joaquim Prats.
Ambos han glosado los avances de Correa en la promoción del bienestar de la sociedad ecuatoriana con la creación de empleo y reducción de pobreza, al que han defendido como una "alternativa al pensamiento único" y un ejemplo de que existe otro modo de entender y cambiar el mundo desde propuestas constructivas, lo que ha sido reconocido por todos los organismos internacionales, incluido el Fondo Monetario Internacional (FMI).
El rector de la UB, Dídac Ramírez, en la clausura del acto, ha recordado también el aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes y ha asegurado que el día de Sant Jordi es una de las mejores explicaciones de lo que es Cataluña: la exaltación de la pasión con la rosa y de la palabra con el libro, por lo que no existía mejor jornada posible para el Honoris Causa, ha asegurado.
Asimismo, y citando al Papa Francisco, ha recordado la importancia de actuar para frenar la economía de la exclusión y el aumento de la pobreza derivada de la crisis, y ha aplaudido la tarea de Correa y de su gobierno en la urgente "lucha contra la globalización de la indiferencia".