Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decomisan en Bangkok colmillos de elefante por valor de un millón de dólares

Fotografía facilitada por el Departamento de Conservación de la Naturaleza de Kenia que muestra tres de las cuatro cajas llenas de colmillos de elefante descubiertas en el Aeropuerto Internacional de Nairobi (Kenia), el 29 de septiembre de 2009. EFE/Archivotelecinco.es
Los servicios aduaneros de Tailandia se incautaron de un cargamento ilegal de colmillos de marfil con un valor en el mercado de 1,2 millones de dólares, indicaron hoy fuentes oficiales.
La carga, formada por 117 colmillos de elefante con un peso total de 765 kilos, fue interceptada el pasado miércoles por los agentes en el aeropuerto internacional de Bangkok, tras recibir información de una organización dedicada a combatir el contrabando de marfil.
Según un portavoz del servicio aduanero, la carga llegó de Kenia y fue declarada como mobiliario y contenedores de plástico.
El pasado mes de febrero fueron incautadas en el mismo aeropuerto dos toneladas de marfil africanos, el mayor cargamento ilegal de colmillos de elefante jamás decomisado en la historia del país.
La organización conservacionista Traffic ha denunciado que Tailandia acoge el mayor mercado ilegal de marfil de Asia, a pesar de las promesas de las autoridades de evitarlo.
Un estudio realizado entre 2006 y 2008 detectó hasta 26.000 piezas fabricadas a partir de colmillos de elefantes, a su juicio porque los traficantes se aprovechan de que la ley permite el comercio del marfil procedente de paquidermos domésticos.
Traffic también señala que Bangkok se ha convertido en un centro neurálgico para la venta ilegal de marfil, con decenas de tiendas que sirven estos productos e importan ilegalmente colmillos de la vecina Birmania (Myanmar).
Aunque no hay estadísticas precisas, se calcula que en Tailandia viven unos 2.500 ejemplares de elefante asiático salvaje y 2.000 domesticados.
El comercio de marfil está oficialmente prohibido desde 1989 bajo la Convención de Naciones Unidas para la Protección de Especies, que ha ayudado a recuperarse a las poblaciones de elefantes en muchas naciones africanas donde estaban al borde de la extinción.