Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una organización dedicada a robo de maquinaria de obra pública para venderla en otros países

((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema por un error de la fuente informante sobre el lugar de planificación de los robos))
Agentes de la Guardia Civil han desarticulado una organización criminal supuestamente dedicada al robo de maquinaria de obra pública para su posterior venta clandestina en otros países dentro de la 'Operación Wolfpack', que se ha saldado con la detención de nueve personas y con la recuperación de motoniveladoras, semirremolques y vehículos robados, según ha informado la Comandancia en un comunicado
Según la Guardia Civil, el lugar donde se planificaban estos robos y la venta posterior era una cafetería ubicada en la localidad de Seseña (Toledo), propiedad del responsable de esta organización, que supuestamente realizaba los robos "en pocas horas" y "en diferentes puntos" de la geografía española para regresar posteriormente con la maquinaria robada hasta su centro operativo. El valor de lo recuperado por la Guardia Civil en este operativo asciende a 350.000 euros.
La Guardia Civil investigaba desde agosto de 2013 un robo de una motoniveladora en la localidad de Sueca (Valencia), para lo que inició la Operación 'Wolfpack' para averiguar, localizar y detener al autor o autores de estos delitos. Fruto de las pesquisas realizadas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valencia, se pudo comprobar que se trataba de un entramado criminal dedicado a la comisión de estos hechos delictivos, integrado por nueve miembros de nacionalidades marroquí y española.
La fase de explotación de este operativo ocurrió el pasado 16 de enero en diferentes localidades de las provincias de Toledo y Madrid, lo que permitió la detención de los presuntos miembros integrantes de este grupo organizado, nueve personas de edades comprendidas entre los 29 y los 54 años y de nacionalidades marroquí y española.
Según la Guardia Civil, los detenidos actuaban "con gran inmediatez", se desplazaban a diferentes puntos de la geografía española, y en pocas horas cometían los hechos para regresar con el total del material sustraído a su centro operativo, en Seseña.
Una vez trasladados a la base operativa, componentes de este grupo modificaban los bastidores así como las placas de matrícula, para su posterior venta y traslado a países como Alemania y Marruecos. En este operativo, los agentes encargados del caso practicaron seis registros en Seseña, Lominchar (Toledo) y Madrid, donde la Guardia Civil se incautó de dos máquinas motoniveladoras, tres vehículos sustraídos, tres semirremolques tipo góndola y 16 palets de placas de pladur, que se encontraban en uno de los semirremolques sustraídos.
Asimismo, han intervenido inhibidores de frecuencia, que los autores empleaban para la comisión de estos hechos; chapas metálicas con números de bastidor y series modificados; placas de matrícula dobladas, bombines y sistemas de arranque preparados para ser utilizados en futuros robos, así como numerosa documentación.
Este importante grupo delictivo desarticulado tenía conexiones en Marruecos y Alemania, lugares a los que tenían previsto trasladar una vez vendidos clandestinamente, los efectos robados. El total del valor económico del material recuperado en esta operación, asciende a 350.000 euros. Las investigaciones continúan abiertas para el total esclarecimiento de estos hechos delictivos. Los detenidos han pasado a disposición del juzgado de Instrucción número 3 de Sueca.