Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descartan un atentado en el siniestro de un avión militar colombiano que dejó cinco muertos

La Fuerza Aérea Colombiana descartó la posibilidad de que un atentado fuera la causa del accidente hoy de una aeronave de inteligencia militar, en el que murieron cinco uniformados.
El general Jorge Ballesteros, comandante de la Fuerza Aérea, declaró a los periodistas que una misión técnica de ese cuerpo armado llegó a la zona del siniestro, situada 300 kilómetros al oeste de Bogotá, para investigar las causas del suceso.
El avión AC-47, un Douglas DC-3 con la configuración de "avión fantasma" y utilizado para espionaje y operación encubierta, se precipitó a tierra en el departamento de Caldas (centro), cerca de la base aérea de Palanquero.
Ballesteros señaló que "el avión hizo contacto con tierra y explotó posteriormente. El aparato salió de un área restringida de la base de Palanquero y ninguno de sus tripulantes reportó emergencia", dijo.
Agregó que la aeronave, que estaba en servicio en Colombia desde hacía más de 30 años, "tenía armamento en su interior y las maniobras que realiza son propias del entrenamiento que se le da a nuestros pilotos".
En el accidente murieron el mayor Mauricio Tobón Bote, los subtenientes Ilián David Olave y Diego Fernando Gómez Mancipe, el técnico jefe Israel López Bernal y el técnico tercero Carlos Andrés Rojas Hoyos.