Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelan un grupo organizado que obligaba a ejercer la prostitución a mujeres en las carreteras en Alicante

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo organizado delictivo que obligaba a mujeres a prostituirse, a entregar parte de lo recaudado y que operaba en el sur de la provincia de Alicante. Las actuaciones, realizadas en el marco de la 'Operación Aciclovir', se han saldado con la detención de dos hombres en Torrevieja y en Pilar de la Horadada, a los que se les imputan los delitos de trata de seres humanos y explotación sexual con fines de prostitución, según ha informado el instituto armado en un comunicado.
Las investigaciones comenzaron a mediados del mes de diciembre, en el marco de la 'Operación Serendipia', cuando el Equipo Mujer Menor (EMUME) de la Guardia Civil de Alicante desarticuló otro grupo organizado delictivo que operaba en el norte de la provincia, y que derivó en la detención de siete personas (seis de origen búlgaro y otra de origen español) en las localidades de Teulada y Benidorm.
Continuando con la misma línea de investigación, aunque cambiando de zona de actuación y sin vínculos entre las dos organizaciones, la Benemérita detectó en las carreteras del sur de la provincia la existencia de mujeres de nacionalidad rumana que ejercían la prostitución bajo la presión de unos hombres que, además, las obligaban a entregar buena parte de lo recaudado.
Ante estos hechos, los agentes establecieron un operativo para identificar, localizar y detener a estos individuos, que tras varios meses de intenso trabajo, fueron identificados y localizados.
Así, la Benemérita realizó dos registros domiciliarios en Torrevieja y en Pilar de la Horadada, donde detuvo a dos de los integrantes de esta "peligrosa" banda organizada. En el momento de las detenciones, varias mujeres se encontraban también en el interior de esos domicilios.
DROGA INTERVENIDA
En los registros fueron intervenidos diversos teléfonos móviles, dinero en efectivo, diez gramos de cocaína y otros diez de metanfetamina, así como abundante documentación, la cual está pendiente de análisis.
Presuntamente, la organización captaba a las mujeres en su país de origen mediante la promesa de un trabajo digno y próspero en España y, una vez aquí, las obligaba a prostituirse, tanto en las carreteras como en clubes, entregándoles parte de lo recaudado, todo ello, con la excusa de que ahora era lo mejor que les podían ofrecer y que más adelante les buscarían otro trabajo, según ha informado la Benemérita.
Las mujeres eran sometidas por los detenidos, quienes lograban el control sobre ellas y ejercían violencia e intimidación contra las mismas. Además, "las amenazaban con contar en sus países de origen su verdadera profesión para que allí fuesen repudiadas".
En otras ocasiones, "las volvían adictas a sustancias estupefacientes, previamente suministras por el proxeneta, y una vez dependientes, lograr ese control total y obediencia de la persona", según el comunicado.
El operativo continúa abierto, por lo que no se descartan nuevas detenciones. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de los detenidos.