Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenida en A Coruña una mujer por intentar atropellar a unos policías que iban a identificarla

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a una mujer por un delito de atentado contra la autoridad por intentar atropellar a unos policías que iban a identificarla, según informa la Jefatura Superior de Policía de Galicia. En las instalaciones policiales, se enfrentó también a la policía que debía cachearla.
Los hechos se produjeron este miércoles cuando una patrulla de Seguridad Ciudadana, que formaba parte de un dispositivo para la prevención y control de sustancias estupefacientes y armas, se disponía a identificar a la ocupante de un coche que, por su actitud, les resultó sospechosa. Además, fue reconocida por uno de ellos tras haber sido detenida hacía un mes por robo con fuerza.
Cuando los agentes se dirigían al vehículo, la conductora se percató de su presencia y arrancó el coche, dirigiéndose hacia los policías a gran velocidad, lo que les obligó a esquivar el atropello saltando y cayendo en la cuneta de la vía.
Posteriormente, los agentes iniciaron la persecución del vehículo. Durante la misma, la mujer se saltó varios semáforos en rojo, provocando en el resto de los vehículos en circulación la realización de maniobras evasivas para no colisionar con ella.
Aunque la patrulla la perdió de vista, la colaboración de otros agentes permitió localizar el vehículo y a pocos metros a la conductora, que se resistió a ser detenida. En la comisaría, la protagonizó un nuevo episodio de violencia al tratar de evitar ser registrada en el calabozo, amenazando a la policía.
La detenida es una coruñesa de 32 años, que cuenta con un amplio historial delictivo, un total 35 antecedentes policiales. La mujer ha pasado ya a disposición judicial.