Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 46 personas en la desarticulación de una red que introdujo ilegalmente a más de 1.000 chinos en España

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han desarticulado una red criminal que desde Barcelona regularizó de forma fraudulenta la situación en España de más de 1.000 chinos, deteniendo a 46 personas presuntamente implicadas, entre ellas, a la cúpula de la organización que ganó más de seis millones de euros con la trama.
Al frente de la red estaba un español, Florencio A., y un chino, Lungfen Q., que regentaban una gestoría en el centro de Barcelona especializada en temas de extranjería y cobraba entre 3.000 y 12.000 euros por la operación, según ha explicado este viernes en rueda de prensa el jefe del área central de Crimen Organizado de los Mossos, Joaquim Francesc.
La gestoría creaba empresas, la mayoría de las cuales no llegaron a existir fiscalmente, las daban de altas en la Seguridad Social y empadronaban a los ciudadanos chinos en los domicilios, obteniendo así documentación legal a través de un proceso fraudulento.