Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 29 personas de una red que introducía droga en España en botes de aseo

Material incautado por la Guardia Civil en la operación "Boquillas", llevada a cabo en Guadalajara, en la que 29 personas han sido detenidas presuntamente implicadas en una red dedicada a introducir cocaína en España y distribuirla por Guadalajara, Madrid y Barcelona. EFEtelecinco.es
La Guardia Civil ha desmantelado una red de narcotráfico que introducía desde Colombia en España droga con el sistema habitual de dobles fondos en recipientes de aseo personal, y la distribuía en las provincias de Guadalajara, Madrid y Barcelona, operación que se ha saldado con veintinueve detenciones.
Bajo la denominación Operación Boquillas se han intervenido más de 11 kilos de sustancias estupefacientes: 3,5 de cocaína, 2,5 de hachís y 5,3 de marihuana.
El valor de mercado podría haber alcanzado los 120.000 euros, según ha informado en rueda de prensa hoy en Guadalajara la subdelegada del Gobierno en esta provincia, Araceli Muñoz.
El sistema habitual a través del cual se introducía la droga en España era ocultarla en botes de diferentes productos de aseo personal provistos de un doble fondo ideado para ocultar la cocaína líquida sin que el mecanismo del recipiente para su uso habitual dejase de funcionar.
Los arrestos comenzaron el pasado 17 de diciembre, aunque la operación se inició en abril de 2008.
De los veintinueve detenidos, trece han ingresado en prisión.
Siete tienen nacionalidad colombiana y el resto, veintidós, española.
La operación se denominó Boquillas, herramienta usada por los pintores para el gotelé, porque con este término se referían a las cantidades de droga los detenidos en sus conversaciones, en las que aludían también eufemísticamente a otros materiales de pintura.
La mayor parte de la droga llegaba a través de Barajas aunque también pudiera ser que parte de ella hubiera entrado por El Prat.
Los trabajos que han dado como fruto el desmantelamiento de la red los inició en Molina de Aragón (Guadalajara) la policía judicial de la Guardia Civil, que consiguió desarticular un complejo entramado de suministradores y vendedores con domicilios en los municipios madrileños de Alcalá de Henares y San Fernando y en los guadalajareños de El Casar y Galápagos.
El seguimiento condujo a la detención de los principales integrantes de la red, entre ellos una mujer de 46 años, residente en Barcelona, que fue detenida el 30 de enero.
A partir de ahí se montó un dispositivo en Barajas que concluyó con la detención de una persona que portaba la droga en botes de aseo personal previamente manipulados, y en los siguientes días se han producido nuevas detenciones.
En los registros practicados durante la operación también se han incautado dos armas de fuego, joyas, dinero en metálico y recibos de ingresos de cantidades que supuestamente servían para adquirir la droga en Colombia.
Muñoz, que ha comparecido acompañada del teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, Juan Miguel Castañeda, ha explicado que la operación se puede dar por concluida aunque las investigaciones permanecen abiertas y no se descartan nuevas detenciones, sobre todo en el ámbito de la distribución.