Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un joven en Alhama de Murcia por conducir a 192 km/h en la RM-23

La Guardia Civil de la Región de Murcia detuvo el pasado miércoles en Alhama de Murcia al conductor de un turismo que fue captado circulando a 192 Km/h en un tramo limitado a 100 Km/h, quien ha sido puesto a disposición judicial como presunto autor de delito contra la seguridad vial -circular superando en más de 80 Km/h la velocidad permitida reglamentariamente-.
Esta actuación se encuentra enmarcada en los dispositivos de control de velocidad que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil establece coordinadamente con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.
La mañana del pasado miércoles, 8 de junio, efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita mientras desarrollaban un dispositivo específico de verificación de velocidad, con cinemómetro móvil, detectaron en la carretera RM-23 -que enlaza la RM-2 y la RM-3-, a la altura del término municipal de Alhama de Murcia, cómo un turismo circulaba a 192 Km/h, en un tramo limitado por señalización específica a 100 Km/h.
Tras detener el turismo, los guardias civiles identificaron a su conductor, un varón de 24 años, que circulaba procedente de Andalucía, y procedieron a su detención y posterior puesta a disposición judicial, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor a una velocidad superior en 80 Km/hora a la permitida genéricamente en autovía.
El detenido, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Totana (Murcia). Este tipo de delitos, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y pueden ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 hasta 4 años.
El establecimiento de los controles de velocidad por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se enmarca dentro los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial adoptada por la Dirección General de Tráfico (DGT) para el decenio 2011-2020, como una de las prioridades orientadas a la reducción de la siniestralidad en nuestras carreteras, especialmente en las vías convencionales o secundarias, habida cuenta de que los excesos de velocidad, por un lado incrementan considerablemente el riesgo de sufrir accidentes de circulación, y por otro son factores que inciden directamente en la mortalidad y en la gravedad de las lesiones sufridas.
En este sentido y sin perjuicio de las campañas específicas de control de velocidad establecidas anualmente por la DGT, la Benemérita recuerda que la actividad de control de la velocidad se desarrolla durante las 24 horas del día, en especial en aquellos tramos y puntos de carretera que por sus especiales características llevan implícito un riesgo de accidentalidad o son propensos para cometerse este tipo de infracciones, apelando a los conductores para que se conciencien de la importancia de respetar las limitaciones de velocidad establecidas, en aras a mejorar su propia seguridad y la de la circulación en general.
Asimismo y ante la proximidad de la época estival, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil anticipa que en esta época se realizará una campaña especial de vigilancia de la velocidad, dentro del calendario establecido por la Dirección General de Tráfico y la Asociación TISPOL (European Traffic Police Network), con el objetivo de conocer el grado de cumplimiento de los límites de velocidad por los conductores, divulgar la importancia que tiene el respeto de los mismos y reducir, en caso de accidente, las consecuencias que tienen los excesos de velocidad.
Se trata del segundo caso de detención por exceso de velocidad realizado por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en este año 2016, Ya que el pasado 9 de abril fue detenido el conductor de un todoterreno de alta gama que circulaba a 240 Km/hora en la autovía A-91 (A-92 Norte - A-7), en el punto kilométrico 10,800, término municipal de Puerto Lumbreras, donde estaba limitada genéricamente la velocidad a 120 Km/h.
Durante el pasado año 2015, la Guardia Civil detuvo y puso a disposición judicial a dos conductores, el primero el 22 de enero de 2015, un conductor de una motocicleta de gran cilindrada que circulaba a 120 Km/h por la carretera RM F-37 (Santa Ana - RM-39), en el punto kilométrico 2,100, término municipal de Cartagena (Murcia), existiendo una limitación específica por señal vertical de 50.
El segundo el 25 de noviembre de 2015, un conductor de un turismo de alta gama que circulaba a 215 Km/h por la autovía RM-3 (Autovía A-7 - Mazarrón), en el punto kilométrico 16,000, término municipal de Mazarrón (Murcia) cuando existía una limitación genérica de 120 Km/h.