Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el empleado de un bingo por hacerse con casi 80.000 euros modificando la recaudación

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 35 años, de nacionalidad española, acusado de apoderarse de 76.517 euros del bingo en el que trabajaba modificando los partes en los que figuraban las cantidades recaudadas con un bolígrafo de tinta borrable y manipular el software de gestión del bingo para realizar gestiones no autorizadas.
Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, las investigaciones se iniciaron a mediados del mes de diciembre, cuando en un bingo de la capital del Turia de detectaron una serie de hurtos de las cantidades recaudadas por los camareros de la sala.
Tras las indagaciones los agentes lograron identificar al presunto autor de los hechos, un auxiliar de caja del bingo que se encargaba de recaudar al final de cada turno todo el dinero facturado por los camareros del local durante su jornada. Todas las recaudaciones se rellenaban en un parte diario y él escribía la cantidad entregada por cada camarero, que firmaban en señal de conformidad.
El sospechoso utilizaba un bolígrafo con tinta especial que incorporaba una goma, de tal modo que una vez el camarero había firmado y ya no estaba presente borraba la cantidad escrita y la sustituía por una menor.
Los agentes averiguaron, además, que el trabajador habría manipulado el software empleado en la gestión de la hostelería del bingo para poder hacer que estas no figuraran en el resumen diario de facturación. Así, este empleado habría realizado numerosas anulaciones que quedaron reflejadas en los sistemas informáticos como realizados por una empleada del bingo sí autorizada para este cometido, siempre realizadas cuando ella no estaba trabajando.
Los policías descubrieron que las ventas que habían sido anuladas eran de las que presuntamente se apoderaba al finalizar cada jornada laboral, siendo esta cantidad la diferencia entre lo que el camarero entregaba y firmaba en el parte diario y la nueva cantidad que escribía después de borrar con la tinta especial del bolígrafo.
Con esta información, el hombre fue detenido por un presunto delito de apropiación indebida. El empleado habría realizado estas operaciones entre mediados de 2011 y diciembre de 2013, apoderándose en todo este tiempo de 76.517 euros.
Al ahora arrestado, que no tiene antecedentes policiales, se le han intervenido dos bolígrafos (uno azul y otro negro) de tinta borrable con los que presuntamente manipulaba los partes y tras prestar declaración fue puesto en libertad, con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido.