Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un periodista sospechoso de asesinar mujeres y escribir sobre los crímenes

Presuntamente, las elegía porque se parecían a su madre. Las violaba, las asfixiaba y las descuartizaba. Luego, visitaba a sus familiares para escribir sobre el caso en la prensa. Se llama Vlado Taneski, de 56 años. Se le acusa de la muerte de tres mujeres de entre 55 y 70 años, en 2003, 2004. La policía ha encontrado su esperma en dos de las víctimas.
Un periodista macedonio ha sido detenido como sospechoso del asesinato de tres mujeres, crímenes sobre los que después escribía en los periódicos en los que trabajaba, confirmó hoy a Efe el portavoz del Ministerio del Interior, Ivo Kotevski.
Taneski fue detenido el viernes, después de que la policía encontrara, mediante el análisis de ADN, su esperma en dos de sus víctimas.
 "El monstruo de Kicevo", como le denominan los medios macedonios, desde que supuestamente cometió los asesinatos, trabajaba en el diario "Utrinski vesnik" y ahora como corresponsal local del también periódico "Nova Makedonija".
 "Cuando informaba de los asesinatos, visitaba las familias de las víctimas y hablaba con ellos de los sucedido, pero en realidad seguía de esa forma cómo se desarrollaban las investigaciones", dijo Kotevski.
 La policía sospecha que Taneski tenía algún cómplice.
Se parecían a su madre
 El perfil de las víctimas es similar, todas eran mujeres de la limpieza, madres que mantenían a sus hijos solas, y se parecían físicamente a su madre, con la que tenía muy malas relaciones.
Según las investigaciones de la policía, Taneski secuestraba a sus víctimas, las sometía a maltratos brutales, para después violarlas y asfixiarlas.
Tras descuartizar los cadáveres los introducía en bolsas de plástico y los arrojaba a diferentes basureros ilegales que hay a lo largo de la carretera que lleva de Skopje a Ohrid.
Cabezas de turco
 Taneski informaba con regularidad en sus textos de los detalles de las investigaciones de los asesinatos de las mujeres en Kicevo, sobre los que hubo ya procesos judiciales y dos personas han sido condenadas a cadena perpetua, pese a que negaban cualquier implicación en esos casos.
 Se espera que hoy la policía imponga una detención preventiva de 30 días a Taneski. AGE