Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos dos hermanos en Barcelona por amenazar y maltratar a sus abuelos

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hermanos por amenazar y maltratar con una navaja a sus abuelos, con los que convivían en el mismo domicilio, para conseguir dinero. EFE/Archivotelecinco.es
Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hermanos por amenazar y maltratar con una navaja a sus abuelos, con los que convivían en el mismo domicilio, para conseguir dinero.
Los hermanos, Mario A.S., de 38 años, y Manuel A.S., de 37, ambos de nacionalidad española y con domicilio en Barcelona, fueron detenidos el pasado lunes, 15 de junio, tras recibir la policía autonómica las llamadas de varios vecinos que alertaban de fuertes gritos en un piso del barrio barcelonés del Guinardó.
Fuentes de los Mossos han informado de que al acudir al domicilio los agentes se encontraron con los detenidos muy exaltados y violentos, hasta el punto de que uno de ellos, Manuel A.S., cogió una arma de fuego y amenazó de muerte uno de los agentes que le pedía que depusiera su actitud.
También han señalado que fue necesario el apoyo de otros agentes para reducir y detener a los hermanos, que mostraron una gran resistencia y que incluso intentaron lesionarse.
Las víctimas, un abuelo de 84 años y su mujer, enferma de Alzheimer, explicaron que sus nietos les pidieron dinero y que ante su negativa les amenazaron con una navaja y que en un arranque de violencia rompieron varios aparatos electrónicos de la vivienda.
Tras la detención, los mossos encontraron en la vivienda varias navajas, espadas, cuchillos y una pistola de fogueo que uno de ellos había utilizado para intimidar a los agentes.
Manuel A.S., que tiene antecedentes por robos, amenazas y resistencia a la autoridad, y su hermano quedaron en libertad con cargos, y el juez dictó una orden de alejamiento de los dos detenidos de sus abuelos para garantizarles su seguridad.