Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos 46 mafiosos y desmantelado un poderoso clan mafioso de la sureña Bari

Los investigadores Antonio Vincenzo Lombardo (I), Maria Vittoria De Simone (2I), Salvatore Tatta (2D) y Salvatore Murone (D) hablan durante una rueda de prensa celebrada el pasado 21 de julio, en Cosenza (Italia). La Policía italiana detuvo hoy a 46 personas durante una amplia operación contra la mafia. EFE/Archivotelecinco.es
46 personas, muchas de ellas mujeres, fueron detenidas hoy por los carabineros en una operación antimafia que ha llevado a la desmantelación del clan de los Strisciuglio, uno de los más poderosos y guerreros de Bari, la capital de la sureña región italiana de Puglia (Apulia).
La operación policial, según informaron los carabineros, comenzó a primeras horas de hoy y en la misma participaron 300 agentes, con perros adiestrados y helicópteros.
Todos los arrestados han sido acusados de pertenecer a asociación para delinquir de tipo mafioso, tráfico de drogas y utilización de armas prohibidas y de guerra.
El clan de Strisciuglio se ha convertido en los últimos años, según los investigadores antimafia, en el grupo dominante de la criminalidad organizada de Bari. Cuenta con el mayor números de afiliados y es el más guerrero, siempre en lucha con los otros clanes de la zona.
Según los investigadores, controla los barrios de Bari de Libertá, Citta Vecchia, Carbonara, San Girolamo, San Pío, San Paolo, Palese y Santo Spirito y también se ha expandido en los pueblos limítrofes de Bitonto y Giovinazzo.
En otra operación contra la criminalidad organizada, la policía italiana informó hoy que han sido confiscados bienes por valor de 130 millones de euros a Giovanni Sciaca, de 51 años, empresario de Caserta (sur), detenidos el pasado 22 de junio por tráfico de drogas entre Venezuela e Italia.
En esa operación, la policía se incautó de 691 kilos de cocaína llegados al puerto de Livorno (centro norte italiano) en un contenedor de pieles disecadas.
Sciaca está considerado afiliado a un clan de la camorra (mafia napolitana) de Caserta y les han sido confiscadas 22 empresas comerciales, 25 fincas rústicas y siete naves, distribuidas en las regiones de Lazio, Campania y Molise.
Entre los bienes confiscados destacan, según los medios locales, un hotel residencia de cinco estrella "Miramare Resort", de la sureña Mondragone, y la empresa de embalajes de madera "Agri Meccanica.