Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos siete miembros de una familia acusados de robo con violencia y lesiones graves

La Policía Nacional ha detenido en la zona norte de Málaga capital a cinco hombres de 73, 25, 24, 20 y 18 años y a dos mujeres de 68 y 37 años, todos ellos de nacionalidad española y miembros de la misma familia, por presuntos delitos de robo con violencia a cuatro de ellos, lesiones graves a otros cuatro y obstrucción a la justicia a dos.
Según informa la Policía en un comunicado, los hechos se remontan a febrero cuando los agentes conocieron a través de una denuncia que se había cometido un robo con violencia en la zona norte por parte de tres hombres y una mujer que la amenazaron con un cuchillo para sustraerle el dinero que llevaba y un teléfono móvil, llegando a propinarle una paliza.
Fruto de las primeras pesquisas, y gracias a la colaboración ciudadana, los agentes identificaron y detuvieron a los presuntos autores. Una vez puestos a disposición judicial, ingresaron en prisión por orden de la autoridad judicial competente.
Durante la instrucción de la causa, otros dos miembros de la familia amenazaron de muerte a la víctima hasta el punto de que cuando se celebró la vista y por temor a represalias quedaron en libertad al no ser reconocidos, según ha explicado la Policía.
Ante tales hechos los agentes detuvieron a estos dos sujetos, un hombre y una mujer que resultaron ser padres de uno de los detenidos en el hecho anterior como presuntos autores de un delito de obstrucción a la justicia.
Los agentes también venían investigando una agresión grave que se produjo a finales de febrero por la misma zona. En esta ocasión un individuo había ingresado en el hospital tras recibir varias puñaladas por parte de cuatro o cinco personas. Las pesquisas llevaron a los agentes a identificar y arrestar a cuatro individuos que habrían participado en la agresión coincidiendo que todos eran de la misma familia y que, además, dos de ellos eran los mismos que habrían participado en el robo con violencia ya relatado.