Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Día Mundial de la Salud centra su interés en las enfermedades transmitidas por vectores

La Comunidad de Madrid cuenta con la tasa de mortalidad más baja de España con 5,83 fallecimientos por cada 1000 habitantes frente a la media del territorio nacional, con 6,87 en el año 2012, según ha recordado el Gobierno regional este domingo en un comunicado.
Con motivo del Día Mundial de la Salud que se celebrará este lunes, el Ejecutivo Autonómico ha querido recordar la importancia de las buenas prácticas saludables, y en especial, las relacionadas con la realización del ejercicio físico, la dieta saludable, así como evitar el alcohol y no fumar.
La capital cuenta con la esperanza de vida más alta del país con 83,7 años frente a 82,29. Estos datos se traducen en que los madrileños viven un año y medio más de media con respecto al conjunto de la población española. Según el informe del INE, Instituto Nacional de Estadística, Madrid posee una tasa de mortalidad por tumores de 1,89 casos por cada mil habitantes frente a 2,07 a nivel nacional. Las enfermedades del sistema circulatorio trajeron consigo una tasa de 1,41 en Madrid frente a 1,99 en España.
HÁBITOS PREVENTIVOS
Por otro lado, todos los indicadores que tienen que ver con la realización de prácticas preventivas de la hipertensión han mejorado en los últimos 18 años. Así, el 90,4 por ciento de los madrileños se realiza el control de la tensión arterial y del colesterol, tal como recoge el Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles del Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Atención Primaria.
En relación con la mujer, los indicadores señalan el 91,5 por ciento de aquellas de 35 años en adelante se han realizado una citología. También se destaca la realización de las mamografías debido a la importancia de esta enfermedad entre las mujeres de 50 a 60 años. Según los indicadores, se ha incrementado un 81,9 por ciento entre 2011 y 2012 haciendo una comparación con el de 1995 y 1996.
El Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama facilita a toda mujer entre 50 y 69 años a realizarse una mamografía si ésta no se ha realizado ninguna en los últimos dos años.
Además, la Consejería de Sanidad ha empezado a reorientar el sistema sanitario con la Estrategia de Atención al Paciente Crónico. Se ha elaborado una lista de las 20 enfermedades con alta prevalencia e importantes costes sociosanitarios para estratificar al enfermo crónico según su gravedad. La actuación de los profesionales sanitarios serán un punto clave para los controles y seguimientos de estas medidas preventivas.