Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Doce detenidos en Huesca y Vizcaya por robar cobre y metales a gran escala

Una incautación de cobre robado. EFE/Archivotelecinco.es
La Guardia Civil ha detenido en Huesca y Vizcaya a doce integrantes de una organización dedicada al robo de cobre y metales a gran escala, a los que se les imputan 19 robos cometidos en empresas de las provincias de Madrid, Guadalajara, Zaragoza, La Rioja, Navarra, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Burgos.
En esta operación, denominada "Vulquete", la Guardia Civil -que ha contado con la colaboración de la Ertzaintza y las Policías Locales de Lleida y Fraga (Huesca)- ha recuperado efectos por un valor aproximado a los cuatro millones de euros.
Los detenidos son los ciudadanos de la antigua Yugoslavia P.M.M., de 27 años, H.C., de 28, H.L., de 50, A.Z., de 26, H.R., de 20 años, y A.S., de 31.
Además, los italianos H.R., de 28 años, H.M., de 36, y R.M., de 28; M.A., de 29 años y nacionalidad marroquí; y los españoles A.C.C.M., de 44 años y vecino de Bellpuig (Lleida), y J.C.G., de 50 años y vecino de Sabadell (Barcelona).
A los arrestados se les imputa 19 robos en empresas, donde presuntamente sustrajeron 172.000 kilos de cobre, cables de bronce, acero inoxidable, cubas de acero, latón, tubos, bobinas de cobre y otros efectos, por valor aproximado de más de dos millones, 34 robos de camiones y daños por un millón de euros.
La investigación comenzó el pasado mes de abril cuando la Guardia Civil recuperó en las inmediaciones de Fraga varias tractoras y remolques que habían sido utilizados en robos de grandes cantidades de metales (cobre, acero inoxidable, bronce) en las citadas provincias.
Los agentes pudieron constatar que los robos podían estar siendo cometidos por un grupo de ciudadanos de la antigua Yugoslavia, que tenían como residencia auto-caravanas, aprovechando de esta forma sus desplazamientos para cometer robos de forma rotativa en diferentes poblaciones.
Para ello, previo reconocimiento de los polígonos industriales, seleccionaban las empresas objetos de robo.
Posteriormente, sustraían las cabezas tractoras y remolques que iban a utilizar para cargar la mercancía que robaban y la transportaban a un almacén para su posterior venta a mayoristas.
Fruto de las investigaciones se localizó una nave que usaban como centro de operaciones en el polígono industrial de Fraga.
Los agentes han recuperado 60.000 kilos de cobre limpio procedente de un robo cometido en Erandio (Vizcaya), 30.000 kilos de acero inoxidable, dos camiones y un toro mecánico procedentes de sendos robos cometidos en Zaragoza y una autocaravana sustraída en Francia.