Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España continúa entre los países de la UE con menos fallecidos en carretera, pero no redujo sus cifras en 2015

España fue el sexto país de la Unión Europea con menos fallecidos en accidentes de tráfico en 2015, con 36 víctimas por cada millón de habitantes, muy por debajo de las 51,5 de la media comunitaria, aunque no fue capaz de reducir el número de muertes, al mantenerse estable respecto al año anterior, según un informe publicado este jueves por la Comisión Europea.
En este sentido, sólo Malta (con 26 víctimas por millón de habitantes), Suecia (27), Países Bajos (28), Reino Unido (29) y Dinamarca (30) registraron cifras inferiores, mientras que Irlanda (36) contabilizó el mismo número de fallecidos en carreteras.
En cualquier caso, España es también uno de los países que más ha disminuido el número de víctimas en carretera en los últimos cinco años, un 32%, sólo superada por Grecia (36%), Dinamarca (35%) y Portugal (33%). Todos los Estados miembros han contabilizado caídas en este periodo, excepto Luxemburgo y Suecia, donde las cifras se mantuvieron estables.
En el conjunto de la UE se registraron un total de 51,5 víctimas mortales por cada millón de habitantes en 2015, lo que supone un incremento del 1% con respecto al año anterior y una reducción del 17% en comparación con 2010.
Así, el año pasado fallecieron 26.000 personas en accidentes de tráfico, mientras que la Comisión Europea estima que unas 135.000 resultaron seriamente heridas.
La comisaria de Transporte, Violeta Bulc, ha reconocido que a pesar de las "impresionantes" reducciones de víctimas en las últimas décadas, el estancamiento actual es "alarmante". "Si Europa quiere alcanzar su objetivo de reducir a la mitad sus víctimas para 2020, es necesario hacer mucho más", ha reivindicado.
Así, Bulc ha invitado a los Estados miembros a incrementar sus esfuerzos para aplicar la ley, así como en campañas de concienciación. "Esto puede suponer un coste, pero no es nada comparado con los 100.000 millones en constes sociales de muertes y heridos en carretera", ha defendido.
Por otro lado, el Ejecutivo comunitario ha apuntado que los avances tecnológicos de los últimos años han mejorado "significativamente" la seguridad vial y ha remarcado que la innovación en esta materia "tiene un fuerte potencial" en este sentido, en particular en el área de la automatización y la conectividad en vehículos.
En este sentido, la Comisión ha recordado que tiene el objetivo de presentar en la segunda mitad del año un plan de desarrollo para la implantación de sistemas cooperativos inteligentes en el campo del transporte.