Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara pide la retirada de las autorizaciones a claveles y maíces transgénicos

El Parlamento Europeo ha pedido este miércoles a la Comisión Europea en dos resoluciones que retire sendas autorizaciones para el uso de claveles transgénicos resistentes a herbicidas y para un maíz genéticamente modificado que es resistente al glifosato.
En concreto, los eurodiputados se han opuesto con 430 votos a favor, 188 en contra y 33 abstenciones, a la decisión del Ejecutivo comunitario de permitir la importación, distribución y venta minorista de los claveles genéticamente modificados SHD-27531-4, resistentes a herbicidas sulfonilureas, para uso ornamental.
En su opinión, crear un mercado de plantas tolerantes a esto silfunilureas "impulsará el uso global de esta medicina contra la diabetes como herbicidas", provocando posiblemente "efectos adversos en todo el mundo sobre la biodiversidad y la contaminación química de agua potable".
Por otro lado, la Eurocámara ha rechazado con 426 votos a favor, 202 en contra y 33 abstenciones la propuesta para autorizar varios productos que contienen, consisten o producen maíces transgénicos y otros maíces genéticamente modificados que combinen dos o tres eventos transgénicos.
Así, el Parlamento Europeo argumenta que mientras algunos de esos eventos transgénicos confieren cierta tolerancia a pesticidas, el maíz MON-OOO21-9 es resistente al glifosato, un herbicida clasificado como "probablemente cancerígeno" por la agencia especializada en cáncer de la OMS.
Asimismo, los eurodiputados han subrayado que desde que entró el vigor el procedimiento actual de autorización de organismos genéticamente modificados (OGM), Bruselas ha tomado sus decisiones sin el apoyo de una mayoría cualificada entre los Estados miembros, una opción que, a su juicio, convierte en una norma lo que debería ser una excepción.