Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Experto utiliza por primera vez en España una técnica que mejora la función pulmonar en pacientes con enfisema grave

El responsable de la Unidad de Broncoscopia Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, Javier Flandes, ha sido pionero en España en utilizar una nueva técnica que mejora la función pulmonar y la calidad de vida de los pacientes con enfisema grave.
La implantación de este nuevo dispositivo de coils (muelles) endobronquiales, de la empresa PneumRx, se realiza con anestesia general o sedación profunda, es decir, con el paciente dormido, y dura entre 30 y 40 minutos.
"Es una alternativa a la cirugía de reducción de volumen pulmonar. En España, entre 30.000 y 40.000 pacientes tienen EPOC grave con hiperinsuflación, de los cuales la mitad se podría beneficiar de esta nueva técnica. En España, realizamos la primera intervención en enero de 2014 y desde entonces hemos tratado 50 pacientes con excelentes resultados sin ningún caso con complicación importante", ha comentado el experto.
IMPLANTADAS MÁS DE 1.000 ESPIRALES EN LOS PAÍSES BAJAS
Por esta razón, la Fundación Jiménez Díaz ha organizado un encuentro que reúne a expertos en neumología al que asiste el neumólogo del Centro Médico Universitario Groninga de Países Bajos y principal investigador de este nuevo dispositivo, Dirk-Jan Slebos, que ha implantado más de 1.000 espirales en pacientes con enfisema y este año espera tratar a 40 pacientes en el estudio fundamental multicéntrico con 315 individuos (RENEW).
"El enfisema causa daños irreversibles en tejidos pulmonares delicados, lo que genera una disminución de la función respiratoria, es decir, falta de aire, fatiga e incluso sensación de ahogo con solo realizar pequeños esfuerzos, lo que implica una menor calidad de vida", ha explicado Flandes, y que también es presidente de la Asociación Española de Endoscopia Respiratoria y Neumología Intervencionista.
Además, prosigue, es muy limitante, puesto que causa fatiga al llevar a cabo esfuerzos muy pequeños, de forma que toda la actividad normal del paciente, desde atarse los cordones hasta ducharse, está muy limitada. "Con la implantación de estos muelles en el pulmón se consigue una mejora importante de la calidad de vida del paciente, que empieza a respirar mejor y con menos fatiga", ha zanjado.