Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos cardiovasculares defienden la expansión de las técnicas de reparación mitral

Expertos reunidos en el 'Quorum de Patología Mitral' han defendido la expansión de las técnicas de reparación de la válvula mitral (la que separa la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo para que la sangre que pasa de una cavidad a otra no pueda retroceder hacia los pulmones), ya que permiten unos niveles de reparación cercanos al cien por cien en pacientes con enfermedad degenerativa o prolapso, aumentando así de forma significativa la esperanza de vida de aquellos que se someten a esta operación.
La insuficiencia mitral es una de las valvulopatías más frecuente en los países industrializados. Su historia natural contempla una dilatación progresiva de las cavidades izquierdas del corazón, dando lugar a la aparición de disnea de leve esfuerzo, cansancio excesivo y otras afecciones como la fibrilación auricular, la hipertensión pulmonar y la insuficiencia cardiaca severa con todas sus complicaciones, incluyendo la muerte.
Los avances producidos en los últimos años, tal y como ha explicado el cirujano adjunto del departamento de Cirugía Cardiovascular del Hospital Mount Sinai de Nueva York (Estados Unidos), Javier Castillo, han dado lugar a índices de reparación por encima del 95 por ciento, de forma particular en aquellos pacientes con enfermedad degenerativa o prolapso.
Un hecho que es de "vital importancia" en pacientes asintomáticos y/o con ventrículos conservados, ya que antes se tendía a esperar a la aparición de síntomas o problemas ventriculares porque las garantías de reparación eran mucho menores. "Es una de las pocas cirugías en las que el cirujano no sabe qué técnicas concretas va a utilizar hasta el momento del análisis intraoperatorio, por lo que se requiere dominar muchas técnicas para seleccionar el recurso adecuado para cada lesión", ha recalcado el experto.
En la misma línea se ha manifestado el jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Ángel González-Pinto, quien ha asegurado que estas técnicas han demostrado ser más eficaces y presentar menos tasas de morbimortalidad que la sustitución protésica.
ESCASEZ DE PROFESIONALES
Para poder llevar a cabo una cirugía de este tipo, el especialista debe dominar muchas técnicas para seleccionar la mejor entre ellas, algo que solo se puede conseguir con un mínimo de 50 pacientes por año. "Hay muy pocos cirujanos que realicen más de 10 o 20 cirugías reparadoras al año, por lo tanto, su armamentario de técnicas quirúrgicas puede estar más limitado. En este contexto se produce el consiguiente declive de los índices de reparación frente a la sustitución de la válvula nativa por una prótesis", ha recalcado Castillo.
Por ello, el doctor González-Pinto ha abogado por facilitar el acceso de los pacientes a centros especializados. "Es importante que los pacientes tengan acceso a los centros hospitalarios con mayor experiencia en cirugía mitral", ha enfatizado.
Finalmente, durante el congreso, el doctor Castillo ha presentado los '10 Mandamientos de la Reparación Mitral', entre los que destacan el 'timing' quirúrgico, la superioridad de la reparación sobre la sustitución valvular en pacientes con enfermedad mitral degenerativa y la preponderancia de lograr una reparación efectiva y duradera sobre la técnica empleada (los resultados a corto y largo plazo deben anteponerse siempre al resultado estético).
El objetivo, es que el especialista cardiovascular sepa cuáles son los puntos clave a tener en consideración a la hora de tomar decisiones clínicas como continuar con el seguimiento ecocardiográfico sin que esto tenga repercusiones en la función ventricular de nuestro paciente, y por tanto en su esperanza de vida; o proceder a realizar la cirugía en el momento o a cargo del especialista idóneo para asegurar una recuperación efectiva sin complicaciones y una reparación de durabilidad óptima.