Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos ven necesario imponer valores y "buenas prácticas" en la comercialización de fármacos

Expertos de la Fundación de Ciencias de la Salud han manifestado en el número 44 de la revista digital 'EIDON' la necesidad de imponer valores y "buenas prácticas" en la comercialización de fármacos.
Ahora bien, según ha informado el presidente de la organización, Diego García, los fármacos han de promoverse con precauciones. "Lo que está en juego son otros valores, como la vida, la salud o la dignidad, que también nos importan. No todo lo técnicamente posible es éticamente correcto", ha recalcado.
En este sentido, el presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud ha avisado de que los problemas legales y éticos se centran en la fase de comercialización, donde la industria farmacéutica ha llegado a ponerse a nivel de la del tabaco" debido a los abusos de los años 50.
Asimismo, ha hecho referencia al artículo publicado con el título 'El medicamento: valores y garantías', del profesor Juan Esteva de Sagrera, en el que realiza un repaso del rol desarrollado por la industria farmacéutica. "La Farmacología experimental vio la luz en la primera mitad del siglo XIX, y la Terapéutica en el tránsito del siglo XIX al XX. Los años 50 y 60 del pasado siglo fueron la época dorada de la farmacología, de generalización de los primeros antibióticos, corticoides y neurolépticos", ha apostillado.
LOS PROFESIONALES DEBEN TENER "MADUREZ E INTEGRIDAD"
Asimismo, y a pesar de que la evolución del sector ha sido drástica, el presidente ejecutivo de GSK, Andrew Witty, ha recordado que los expertos se siguen preguntando si hay otros métodos "más efectivos" de operar que los que han seguido en los últimos 30 o 40 años. Por este motivo, ha subrayado la importancia de que se instauren buenas prácticas en el orden de la promoción y comercialización de fármacos similares a las que se introdujeron en los 70 en la investigación clínica.
"Para que el cambio sea eficaz los profesionales sanitarios deben tener madurez e integridad suficientes como para abstenerse de prácticas que en unos casos les están prohibidas y en otros atentan frontalmente contra los niveles de calidad ética que la sociedad tiene derecho a esperar de ellos", ha señalado.
La instauración de buenas prácticas en el proceso de comercialización implica un esfuerzo por parte de la industria farmacéutica, que debe asegurarse de la implantación de garantías y valores, pero también de la transparencia en la realización de sus funciones.
En este sentido, para el director de la Unidad de Supervisión Deontológica de Farmaindustria, José Francisco Zamarriego, la industria debe ser un ejemplo ante la sociedad en sus relaciones con sus distintos grupos de interés, especialmente con los profesionales sanitarios, las organizaciones sanitarias y de pacientes. En esta línea, ha afirmado que estas relaciones deben establecer mecanismos de transparencia que acrediten que dichas relaciones son legítimas y necesarias.
"La sociedad desconoce cuál es el verdadero valor añadido que aporta esta industria en la sociedad moderna. Por este motivo, es más importante que nunca, ser transparentes. Actualmente están en marcha determinadas actividades, pero siempre existe un margen de mejora continua", ha zanjado Zamarriego.