Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece un percebeiro tras ser rescatado junto a su hijo en Baiona (Pontevedra)

Un percebeiro de 50 años de edad falleció este lunes tras ser rescatado, junto a su hijo de 26 años, en las inmediaciones de Cabo Silleiro, en la localidad pontevedresa de Baiona. El hombre murió supuestamente, según los datos que han trascendido, debido a que sufrió un infarto.
Según ha informado a Europa Press la Central de Atención ás Emerxencias-112 Galicia, sobre las 12,36 horas la Cofradía de Pescadores de Baiona solicitó asistencia sanitaria, porque un percebeiro que se encontraba en las rocas al parecer había sufrido una parada cardiorrespiratoria.
Así, se dio aviso a Urxencias Médicas, a Bomberos y a Salvamento Marítimo, que coordinó la operación desde el centro de Salvamento de Vigo y movilizó a su vez al helicóptero 'Pesca I' de la Xunta para que acudiese a las inmediaciones del faro de Cabo Silleiro.
Tal y como han comunicado a Europa Press fuentes de Salvamento, padre e hijo se encontraban cogiendo percebes en tierra cuando el padre, al parecer, sufrió un infarto, por lo que el hijo bajó a auxiliarle.
EL FALLECIMIENTO SE CONFIRMÓ EN EL AEROPUERTO
El hombre fue trasladado en helicóptero hasta el aeropuerto de Vigo, donde le esperaba una ambulancia medicalizada para conducirle a un hospital, pero ya en ese momento los efectivos sanitarios confirmaron el fallecimiento del hombre.
Por su parte, el hijo fue rescatado por la embarcación 'Percebe tres', que se encontraba en la zona y lo llevó hasta el muelle pesquero de Baiona.
Fuentes del 061 han transmitido a Europa Press que ambos recibieron asistencia sanitaria, pero en el caso del padre se confirmó el fallecimiento. El hijo fue trasladado hasta el Hospital Álvaro Cunqueiro en una ambulancia asistencial en la que iba el médico de atención primaria de Baiona.