Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo pide la colaboración de los médicos para desarrollar la Ley de Garantías y reducir el gasto farmacéutico

Luciano Vidán defiende que los facultativos hacen "todos los días" gestión clínica, aunque "no es una panacea", y llama a "trabajar unidos"
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido este lunes el papel de los médicos gallegos para lograr mantener el sistema sanitario público pese a la crisis, al tiempo que les ha pedido colaboración para "seguir mejorándolo" con el desarrollo de la Ley de Garantías Sanitarias, además de continuar en la línea de prescripción de genéricos y reducción del gasto farmacéutico.
Lo ha manifestado en el transcurso del homenaje que el Consello Galego de Colexios Médicos rindió a los presidentes de los colegios provinciales, en el que ha enfatizado el "compromiso" de los facultativos con el incremento permanente de la calidad de la sanidad pública gallega, que acapara, ha recordado, más del 40 por ciento del presupuesto autonómico.
En esta coyuntura, ha aprovechado para agradecer "que en tiempos de escasez" el colectivo médico contribuya a "racionalizar determinados gastos". A modo de ejemplo, ha subrayado que en los tres últimos años el gasto farmacéutico por receta disminuyó en 200 millones, que se pudieron destinar a hacer "más sanidad, a seguir haciendo hospitales y a comprar más tecnología".
"Hemos sobrepasado la barrera del 40 por ciento de prescripción de genéricos, tras empezar en 2009 con el 10 por ciento. Eso significa que estamos en el camino de grandes países como Reino Unido o Alemania, con porcentajes superiores al 60 por ciento", ha reflexionado, antes de matizar que "aún queda camino por recorrer".
No en vano, ha explicado que el gasto farmacéutico en recetas en Galicia supone 250 euros "por persona y año", 55 euros más que en la media de España y 40 euros más de media que en Castilla y León, una comunidad con una estructura poblacional "similar" a la gallega. Así las cosas, Feijóo ha insistido en que queda "camino por recorrer" y ha pedido el apoyo de los médicos.
También ha insistido en que esta cooperación resulta fundamental para el impulso de la Ley de Garantías Sanitarias, que entró en vigor en este año y que el Ejecutivo autonómico aspira a "desarrollar plenamente" en este semestre.
A este respecto, ha expresado su convicción de que, "entre todos", se podrá conseguir "blindar el derecho" de los pacientes a la libre elección de médico y de centro; a una segunda opinión médica; a un tiempo de espera limitado; y a la manifestación de las instrucciones previas, los cuatro principales aspectos que recoge la nueva norma.
GESTIÓN CLÍNICA
Por su parte, antes de entregar los diplomas de reconocimiento a los homenajeados, el presidente del Consello Galego y del Colegio Médico de A Coruña, Luciano Vidán, ha ensalzado los "valores" de la profesión médica y ha garantizado que la Xunta puede contar con el "compromiso inequívoco" del colectivo con "el interés general" y la sanidad pública.
Sobre la polémica suscitada en torno a la gestión clínica, ha señalado que no es una panacea", pero ha remarcado que los médicos hacen "todos los días" gestión clínica en la asistencia a los pacientes sin que haya escuchado "quejarse o decir que está en contra" a ningún partido o sindicato. "¿Si estamos de acuerdo en el qué por qué no en el cómo?", se ha preguntado, antes de llamar a trabajar "unidos".
El doctor Vidán también ha recordado que, desde su creación a finales de los años 80, el Consello Galego de Colexios Médicos ha visto evolucionar la sanidad pública desde desde la aprobación de la Ley General de Sanidad a la implantación de la autonomía del paciente, que condujo a "abandonar el paternalismo y la antigua actitud de todo para el enfermo, pero sin el enfermo".
También ha incidido en el valor de la "equidad" y ha ligado con el mismo el hecho de que los facultativos "no entiendan en ocasiones" decisiones como las que se adoptan en relación al acceso a la sanidad para los inmigrantes, si bien ha admitido que los médicos tienen "la obligación moral" de ser "eficientes" desde el punto de vista económico.
SOSTENIBILIDAD DE LA SANIDAD
Y es que, si bien ha afirmado que la sanidad pública española es "excelente", ha señalado que también está rodeada de una preocupación en torno a su sostenibilidad que, en cualquier caso, no es exclusiva de la actual coyuntura de dificultades económicas y que ha desvinculado de la "ideología" en sentido estricto.
"Ya en 1991, las mejores cabezas de nuestro país reflexionaron sobre este asunto en el Informe Abril y hoy seguimos enfrentándonos al problema", ha remarcado Vidán, quien no ha escatimado en elogios para el presidente gallego, a quien ha definido como "una persona buena, inteligente, trabajadora y sencilla".
Vidán ha destacado que en Galicia se han alcanzado "hitos importantísimos" como la receta electrónica y la historia clínica, además de subrayar que los profesionales siguen dispuestos a colaborar. "No en vano, decía Rudolf Virchow que la política no es otra cosa que medicina a gran escala", ha zanjado.
HOMENAJEADOS
En el acto, que tuvo lugar pasadas las 13,30 horas en la sede del Colegio Oficial de Médicos de la provincia de A Coruña, fueron homenajeados Manuel Boquete, José Ignacio Vidal Pardo, Sven Gunther, Juan Vidán y Fernando Pardo, de Lugo; Pedro Trillo, José Luis Doval, Arístides Ávila y Ovidio Fernández, de Ourense; Luis Campos Villarino, Manuel Campos Villarino, José Ángel Sinde, Miguel Ángel Piñón y Diego Murillo, de Pontevedra; y Miguel Carrero, de A Coruña.
El doctor Vidán ha defendido que todos ellos merecen un reconocimiento "por su defensa acérrima de la profesión médica y de sus principios científicos", pero también de "sus valores y principios éticos", recogidos en los códigos deontológicos que dirigen la labor médica desde los tiempos de Hipócrates, y en los que ocupa "un lugar fundamental" la defensa del paciente.