Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galicia concluye el sábado con un fuego próximo a controlado tras extinguir el gran incendio de Manzaneda

Galicia concluye este sábado con un fuego activo próximo a quedar controlado en la parroquia de Requeixo de la localidad ourensana de Chandrexa de Queixa y que, según las primeras estimaciones provisionales, afecta a 20 hectáreas. Además, en esta jornada quedó extinguido el declarado como gran incendio forestal en Manzaneda.
Según el último parte facilitado por la Consellería de Medio Rural, para el control del fuego activo trabajan un técnico, dos agentes forestales, seis brigadas, cinco helicópteros y seis aviones.
Además, permanecen controlados otros dos incendios, uno de ellos el situado en la parroquia de San Bartalomeu, en la localidad ourensana de Baltar, que había comenzado en la pasada madrugada. Las primeras estimaciones apuntan que la superficie afectada por este fuego está en torno a las 50 hectáreas.
Los medios que trabajan en el control de este fuego fueron cuatro agentes, un técnico, 13 brigadas, un grumir, 11 motobombas, tres palas, siete helicópteros y cuatro aviones.
También permanece controlado el incendio forestal de la parroquia de Seoane, en el ayuntamiento de A Veiga. En su control, trabajaron un técnico, cuatro agentes, siete brigadas y dos motobombas. La estimación provisional de superficie afectada es de más de 20 hectáreas.
FUEGOS EXTINGUIDOS
También en la provincia de Ourense también, desde las 12.00 horas quedó extinguido el fuego forestal registrado en la parroquia de Cernado, en Manzaneda, y que permanecía controlado desde el miércoles día 19. Este fuego se sitúa en la zona Norte de O Invernadeiro.
Las últimas valoraciones provisionales sitúan la superficie afectada en 1.800 hectáreas, por lo que ha sido calificado de Gran Incendio Forestal (GIF). En las labores de extinción participaron dos técnicos, 18 agentes forestales, 39 brigadas, 11 motobombas, cinco palas, 15 helicópteros y nueve aviones.
En la jornada de este sábado, también se dio por extinguido el fuego de Montederramo, en la parroquia As Chás, que desde las 20.15 horas del miércoles estaba controlado. El incendio forestal que alcanza una superficie forestal se sitúa en unas 200 hectáreas. Intervinieron dos técnicos, cinco agentes, 22 brigadas, 15 motobombas, cuatro helicópteros y ocho aviones.
INCENDIOS EXINTIGUIDOS EN BALTAR
Por su parte, el incendio de Baltar, en la parroquia de Vilamaior, ha quedado extinguido desde las 12.10 horas de este sábado. La superficie afectada, según los datos provisionales de la Xunta, está en torno a las 80 hectáreas.
En esa parroquia, quedó también extinguido otro incendio que, según los primeros cálculos, afectaría a unas 46 hectáreas. En las labores de extinción de estos dos fuegos trabajaron cinco agentes, seis brigadas, tres motobombas, dos helicópteros y tres aviones.
En la parroquia de Tosende, en este mismo ayuntamiento ourensano, se dio por extinguido a las 12.15 horas de este mediodía un fuego que habría afectado, según las primeras estimaciones provisionales, a 200 hectáreas. Este incendio tuvo dos focos, ambos extinguidos, y en su extinción trabajaron dos agentes, siete brigadas, ocho motobombas, un helicóptero y un avión.
A mayores, en Lugo quedó extinguido a las 21.40 horas del viernes el incendio que afectó la parroquia de Sobreda, en Saviñao. Este incendio se inició a las 13.55 horas del viernes y, según las primeras estimaciones provisionales, la superficie afectada se sitúa en torno a las 25 hectáreas.