Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gallardón advierte al PSOE de que no existe ningún "derecho absoluto" y critica su "radical individualismo"

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha advertido a los socialistas de que no existe ningún "derecho absoluto" y ha criticado su "radical individualismo", en respuesta a la pregunta de la número dos del PSOE, Elena Valenciano, sobre el anteproyecto de Ley Orgánica de Protección del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada.
De este modo, el titular de Justicia ha acusado al PSOE "enganchado a un feroz y radical individualismo" en lo que a la reforma de la legislación del aborto se refiere, porque pretende "que sus derechos no tengan límites y se puedan ejercer de una forma absoluta al margen del derecho del concebido y no nacido".
"Yo no tengo ningún derecho absoluto respecto a usted porque mi derecho termina cuando empieza el suyo (...) Están enganchados a un feroz y radical individualismo, lo que pretenden es que su derecho no tenga límites y que se pueda ejercer de una forma absoluta al margen del derecho del concebido y no nacido y esto no es lo que nos ha dicho el Tribunal Constitucional", ha afirmado en el Pleno del Congreso.
Valenciano preguntaba a Gallardón "qué necesidad había de ampliar la brecha social que ya existe en España y de añadir sufrimiento a las mujeres", que "tenían libertad hasta que llegó" el ministro, modificando la regulación del aborto.
"Finalmente fue usted a por la libertad de las mujeres y nunca pensamos que llegaría tan lejos como ha llegado, pero creo que en esta ocasión, su gusto por epatar le va a costar muy caro", ha dicho al ministro la también vicesecretaria general del PSOE.
Para Gallardón, "la necesidad" de reformar la creó el PSOE, al modificar "de forma unilateral" el "consenso tácito" que a su juicio existía con la regulación de 1985. Tampoco considera el ministro que el Ejecutivo esté acometiendo "ningún recorte de libertades", pues dice que "el Constitucional tiene perfectamente establecidos cuáles son los límites de estos derechos".
"No podemos tener una postura egoísta consistente en decir 'sólo valen mis derechos, porque si eso se ejerce frente al concebido y no nacido, quién me dice que en otra legislación no lo vaya a intentar ejercer sobre el que efectivamente ya haya nacido", ha contestado el ministro a la diputada socialista.
Valenciano, quien ha afirmado que al Grupo Socialista no le va a valer el anteproyecto por mucho que cambie en su tramitación porque materializa "la posición de una minoría que jamás ha tolerado la autonomía de las mujeres", ha destacado "el gran lío en el PP y la gran afrenta a las mujeres españolas" que ha 'organizado' Gallardón con la reforma propuesta.
En este sentido, le ha recordado que en lo que va de año han muerto asesinadas en España seis mujeres en crímenes de violencia de género para decir, a renglón seguido, que "ojalá" el ministro "estuviera más preocupado por salvar la vida de esas mujeres" que por "protegerlas" del aborto. "Le recomiendo que guarde el anteproyecto de protección de la vida del concebido y elabore un anteproyecto de ley que proteja la vida de las ya nacidas", le ha espetado.
"De su exposición se deduce algo terrible y es que usted parece entender que es incompatible defender la vida de los nacidos con defender la de los no nacidos. Intelectualmente es muy poco sólida su intervención", ha contestado el ministro a la diputada.