Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat de Cataluña y Roche acuerdan el pago de dos fármacos oncológicos en función de los resultados

Boi Ruiz destaca que el "cambio de paradigma" beneficia a pacientes e industria farmacéutica
El Instituto Catalán de Oncología (ICO) y la farmacéutica Roche han firmado este viernes un convenio de colaboración por el que se comprometen a que el pago por parte del Govern de dos nuevos fármacos utilizados en pacientes oncológicos se realice en función de los resultados que ofrecen, un acuerdo "pionero" en España que ambas partes ven como el inicio de una colaboración a largo plazo.
El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha defendido en rueda de prensa el cambio de paradigma que representa "comprar resultados en salud", pagando en función de la eficacia de un tratamiento, y ha defendido la necesidad de un cambio de relación progresivo entre la administración y los proveedores sanitarios.
"Roche lo ha entendido perfectamente", ha indicado el conseller, ya que los medicamentos deben ser prescritos por los resultados, no por su mero consumo, y es en el campo de la oncología y la medicina personalizada donde más visible se hace este modelo de futuro que recoge el Plan de Salud del Govern.
La directora general del ICO, Candela Calle, ha recordado que ya existen otros acuerdos similares con más farmacéuticas, pero ha defendido que el convenio firmado este viernes es el más importante hasta la fecha por su largo recorrido y porque se ha alcanzado en un entorno de "confianza y compromiso" entre los dos actores que hace prever una relación duradera y que no se limite solo a dos fármacos.
Calle ha subrayado los beneficios para ambas partes de que los medicamentos se paguen en función de los resultados, al incluir incentivos a la mejora constante y a la investigación, y ha indicado que durante el último año Roche ha llevado a cabo en el ICO 31 nuevos ensayos clínicos con once moléculas que han repercutido en 185 enfermos, lo que hace de la farmacéutica un socio fiable.
El director general de Roche en España, Andreas Abt, ha indicado que se trata del primer acuerdo de este tipo con una institución pública, lo que hace realidad "una nueva forma de relación" en la que la compañía suiza deja de ser un proveedor y se convierte en un socio de verdad, ha indicado.
Abt, que ha señalado que Roche gastó el año pasado 46 millones de euros en España en I+D --11 millones en Catalunya--, ha asegurado que el convenio de colaboración permitirá "el acceso a la innovación en oncología de manera rápida y ayudando a que el sistema sea sostenible", ya que la financiación irá en función de los resultados en salud y ello puede variar de un paciente a otro.
El responsable de la farmacéutica ha augurado que este tipo de acuerdos serán cada vez más habituales --durante el año pasado llevaron a cabo en Catalunya 220 ensayos que implicaron a 4.600 pacientes--, dado que el futuro de la medicina pasa por la genómica y la personalización de los tratamientos.
"Hay que medir los resultados, ganar experiencia, aprender y luego extender este tipo de acuerdos a otros sitios", ha resumido Abt, ya que se trata de una nueva estrategia a largo plazo, que debe llevarse paso a paso, y que parte del acuerdo de los baremos y de las variables que se tienen en cuenta para considerar la eficacia del fármaco.
Boi Ruiz, que ha asegurado que el convenio salvaguarda la independencia de ambas partes y por tanto no incluye ninguna cláusula de exclusividad, ha defendido los resultados positivos para los pacientes, los contribuyentes, los profesionales y la misma industria farmacéutica.