Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La junta rectora aprueba el Plan de Gestión de Movilidad Sostenible del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

El órgano rector del espacio protegido propone crear un grupo de trabajo sobre el Cortijo del Fraile
La junta rectora del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar (Almería) ha aprobado el Plan de Gestión de Movilidad Sostenible en dicho espacio natural protegido, un plan que según destaca el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, "supondrá una oportunidad para dotarnos de los mecanismos adecuados para solventar en el futuro los problemas de gestión de este emblemático espacio natural litoral".
El documento pretende además "garantizar la conservación de los recursos naturales y al mismo tiempo el disfrute del Parque Natural", según el delegado, para que este plan permitirá el desarrollo "sostenible y el aprovechamiento turístico" de un espacio que es "uno de los motores económicos de la provincia de Almería".
El objetivo principal del Plan de Movilidad es favorecer las condiciones para un uso y gestión adecuados de los espacios, donde la preservación de los valores naturales sea el criterio fundamental. Desde esta consideración, el grupo de trabajo ha tenido en cuenta asimismo la necesidad de garantizar a los usuarios que visiten el parque que su estancia en las playas, la zona costera y los núcleos suponga una experiencia singular y satisfactoria, en concordancia con los valores del espacio natural.
Para ello, el plan habla de ofrecer servicios avanzados, en cuyo impulso y regulación deberán participar, de forma coordinada, las administraciones públicas y el sector empresarial, de forma que se abran oportunidades de negocio.
La idea final es ofrecer a los usuarios de las playas oportunidades para que puedan dejar su vehículos en áreas de estacionamiento y servicio de playas, de manera que puedan desplazarse a pie, en bicicleta o en transporte público. Asimismo, el plan contempla la creación de áreas de estacionamiento de autocaravanas, con una disposición más alejada de la costa, en zonas de entronque de las principales vías de comunicación.
En todo caso, según el director-conservador del Parque Natural, José Manuel Quero, "se trata de un problema que afecta a la sociedad en su conjunto, y que requiere de cohesión social en torno a objetivos estratégicos y valores, culturales y simbólicos compartidos".
La elaboración del Plan de Movilidad se inició en 2011 con la constitución de un grupo de trabajo en el seno de la junta rectora del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, grupo de trabajo que ha contado con la contribución de un consultor externo acreditado y un miembro experto de la propia junta rectora.
AFLUENCIA "MASIVA"
En el análisis de la situación que realiza el plan, se confirma que en los últimos años el Parque Natural se viene registrando una afluencia "masiva" a las playas sobre todo en el periodo estival, aunque la situación, en menor medida, se registra a lo largo de todo el año, lo que acarrea una serie de problemas que se trata de atajar mediante un modelo de gestión planificado y dotado de medios.
Las acciones deben garantizar el mantenimiento de los valores ambientales, la organización de formas de acceso y disfrute del espacio natural, acordes con su "valor y singularidad", así como la salvaguarda del "prestigio y aprecio" del Parque, que son la base de las actividades económicas del sistema productivo local.
El plan fue aprobado en el transcurso de una reunión en la que el presidente de la junta rectora, José Antonio Martínez Soler, propuso crear en el seno de este órgano rector del Parque un grupo de trabajo sobre el Cortijo del Fraile, para buscar una solución a la situación de deterioro de este Bien de Interés Cultural.
La constitución del grupo de trabajo se someterá a la consideración de la junta rectora en su próxima reunión. La pretensión es que en este grupo de trabajo participen el propietario del cortijo, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Níjar, la Diputación Provincial y otros miembros de la junta rectora del Parque.